Otros Reviews

REVIEW | Parrot Bebop Drone 2 + Skycontroller

Drones hay de todos precios y tamaños, y hoy probamos el último de Parrot, el Bebop 2 junto a su Skycontroller, una especie de mando a distancia que nos permitirá controlarlo con más precisión y comodidad que desde nuestro móvil o tablet. En Just Unboxing lo ponemos a prueba y vemos de qué es capaz este drone con cámara de grabación incluida.

Diseño

Probablemente confundas el Bebop 2 con el Bebop original puesto que cuenta con la misma forma, misma construcción del marco de plástico y lente ojo de pez en la parte frontal. No obstante Parrot ha trabajado en las dimensiones y el peso de este drone, con el fin de hacerlo más compacto. Concretamente sus dimensiones son de 89 x 382 x 328 mm y un peso de 500 gramos. Una buena parte del peso es la batería la cual cuenta con una capacidad de 2700mAh y que se encaja en la parte posterior de la caja. Esto es más del doble de la capacidad (y el peso) de la batería del Bebop original, una de las mayores razones para comprar este modelo.

La lente de ojo de pez, con una vista de 170 grados, se encuentra en la parte delantera. Esto significa que el Bebop 2 se puede ver casi todo delante de él; a la izquierda, derecha, arriba y abajo. Eso sí, no registra todo este punto de vista como una GoPro a la vez, en su lugar, utiliza esto para estabilizar el vídeo mediante la detección del movimiento del drone y también podemos controlar la parte enfocada mediante los controles. La mayoría de drones utilizan un sistema de estabilización activa, cuando los motores se mueven físicamente la cámara para compensar, pero el Bebop 2 tiene todo esto en el software, el uso de la lente de ojo de pez como un sistema de estabilización digital. Suena más complejo (y lo es), pero es muy eficaz: en la mayoría de las situaciones, el video es suave y preciso. También significa que puedes obtener una panorámica sin mover el drone.
Además de esta estabilización digital, la cámara y demás componentes están en una parte del cuerpo físicamente separada de la base. Estas dos partes se conectan con las esferas de goma blanda, que absorben las vibraciones de los motores. Una vez más, este sistema es muy eficaz.

Especificaciones

  • Hélices: 4 (con 3 palas cada una), reemplazables
  • Tamaño de la batería: 2700 mAh extraíble
  • Duración de la batería: 25 minutos de vuelo
  • Cámara: 14 megapíxeles, 30 fps, grabación a 1080p
  • Almacenamiento interno: 8GB

Controlador

Hay dos formas de controlar el Bebop 2: desde un teléfono inteligente/tablet o desde el Skycontroller que se compra aparte (y ya adelanto que no es para nada barato).

El control de smartphone es a través de la aplicación Free Flight 3, disponible tanto para iOS y Android, una aplicación muy configurable que ofrece una gran cantidad de características.
Con ella se puede volar el drone directamente, realizar un seguimiento de la ubicación GPS del mismo y también, tomar fotos o vídeos y acceder a todos los ajustes. La aplicación puede parecer un poco complicada al principio, con una gran cantidad de datos en la pantalla. Sin embargo, no es difícil entenderla, ya que proporciona una interfaz sencilla para la mayoría de las características de este drone, incluyendo el despegue, aterrizaje, inicio de vídeo y pausa, imágenes fijas y los niveles de batería.

Con el Skycontroller es totalmente distinto. Es un dispositivo grande, bastante pesado con una antena que es más grande que la mayoría. Incluye dos palancas de control, una serie de botones y una gran antena en la parte frontal. Pesa en algo más de 1,9 kg. Es necesario ambas manos para sostener y usar el Skycontroller con la mano izquierda en un control, con los botones para iniciar la grabación, la configuración de acceso, volver atrás y un control del ratón para navegar por el menú en pantalla. La mano derecha se pone la otra palanca de control, además de botones para marcar una ubicación GPS, volver y para mover la vista de la cámara. En la parte inferior del dispositivo están los indicadores LED que indican la batería en la Skycontroller.

Este aparato reemplaza completamente el control de pantalla táctil: puedes volar y cambiar la configuración sin tener que quitar las manos de los controladores. Funciona bastante bien una vez nos familiarizamos con la disposición de los botones. Eso sí, es una carga bastante pesada y voluminosa al contrario que el Bebop 2 y tampoco le permite utilizar otras características interesantes. Éste se conecta con el drone vía WiFi y gracias a su gran antena permite controlarlo hasta una distancia máxima de 6 kilómetros.

Vuelo

Volar a través de la aplicación FreeFlight 3 es una experiencia mixta. Por el lado positivo, la aplicación reduce la curva de aprendizaje para los principiantes, porque está automatizado. Para despegar, solo hay que tocar el botón de despegue. Para maniobrar, presionar una de las palancas de control virtual en la pantalla y mover el dedo. También incluye trucos como saltos mortales hacia delante o atrás o un flip izquierda y derecha. Al terminar solo se pulsa el botón de aterrizaje y el Bebop 2 se asienta suavemente hacia abajo en el suelo.

El inconveniente es que hay una ligera (pero perceptible) demora entre moviendo el control en pantalla y la respuesta del drone y los controles carecen de precisión. El retraso es más molesto que problemático, pero sería aconsejable evitar los obstáculos y el vuelo de alta velocidad hasta que te acostumbres a ella. La falta de precisión también es molesta, ya que hace que sea más difícil hacer cosas como hacer una toma muy lenta sobre un paisaje. No obstante, para la mayoría de los usuarios, la facilidad de uso tiene más peso que las desventajas.
El Skycontroller evita estas dos cuestiones: las palancas de control son sensibles al más mínimo movimiento, y el retraso es mucho menos perceptible. Eso hace que sea mucho más fácil de controlar el Bebop 2 cuando se vuela a la vez rápido y lento, maniobrar cuando se pasa un obstáculo o hacer una toma lenta para un vídeo.

Vídeo y fotos

Nos quedamos impresionados con la calidad del vídeo es de Full HD (1920 x 1080 píxeles) de resolución a 30 fotogramas por segundo y tiene buen color y movimiento suave. En el procesamiento de la imagen vemos a veces (sobre todo en condiciones de alto contraste) una clara falta de detalle aunque la estabilización digitales funciona muy bien. Como resultado el vídeo final tiene una calidad aceptable, podríamos pedirle un poco más de saturación en los colores y como ya he dicho, más detalle, pero no olvidemos que este modelo cuesta mucho menos que el Phantom 4 de DJI.
Esta lente de gran angular tiene un alguna desventaja como los destellos que se producen cuando la luz entra en la lente en un ángulo determinado y se refleja dentro de ella, y las lentes de ojo de pez son muy propensas a esto.

Fotos y videos son capturados en la memoria interna de 8 GB integrada en el dispositivo, luego se transfiere de forma inalámbrica a la aplicación FreeFlight, o por medio de un cable USB que se conecta en la parte posterior del Bebop 2 podemos tranferirlo a nuestro PC. 8 GB es suficiente para mantener a unos 50 minutos de vídeo, por lo que no debería nadie tener problemas de espacio. Los vídeos se almacenan como archivos MP4, que pueden ser importados en la mayoría de las aplicaciones de edición de vídeo.

Aquí os dejo el vídeo que grabamos como prueba.

Batería

La batería es una de las principales actualizaciones del Bebop. Mientras que el modelo original tenía una batería de 1200 mAh que daba un tiempo de vuelo de aproximadamente 9 minutos, el Bebop 2 dura como máximo 25 minutos de vuelo aunque yo solo conseguí unos 23 minutos, lo cual es una gran mejora sobre los 10 minutos del Bebop original. Esto significa grabaciones más largas y más tiempo para enfocar y trastear con nuestro drone.
El Skycontroller utiliza la misma batería del drone así que en caso de emergencia, puedes extraer la del controlador y ponerla en el drone. Estas baterías también tardan unos 70 minutos para recargar con el cargador incluido, que sólo puede recargar una batería a la vez.

Precio y conclusión

Podéis comprar el Bebop 2 de Parrot por 491,11€ en Amazon, pero el Skycontroller supone 401,38€ más. Este Bebop 2 es una buena opción para aquellos que se quieran iniciar en el mundo de los drones y prioricen la batería. No obstante, para comprarse el drone y el Skycontroller juntos que supondrían casi 1000 euros, yo contemplaría los productos de DJI que rondan ese precio y toman imágenes de mayor calidad.

Marta
Sígueme en

Marta

Redactora at Just Unboxing
Universitaria y apasionada de la tecnología. También soy fan de muchas cosas pero especialista en ninguna.
marta@justunboxing.com
Marta
Sígueme en

Parrot Bebop Drone 2

7
Diseño:
8.5
Manejo:
7
Calidad de vídeo:
6
Precio:
6.5
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger