Reviews Smartphones

REVIEW | Meizu MX6

Desde su llegada oficialmente a España, los terminales de la firma china Meizu se han convertido en una excelente opción para los que buscan una buena relación calidad-precio con soporte y garantía de dos años de manera oficial. En este caso, os traemos la review del Meizu MX6, la última apuesta de la marca para la famosa serie MX. Un dispositivo que ha de tratar de hacerse un hueco en las gamas más altas.

Caja y contenido

La presentación del producto es la habitual. Nada más abrir la caja nos encontramos con el terminal en primer plano, dejando paso posteriormente a la herramienta para extraer la bandeja de las SIM, el cargador y el cable de carga y datos con conexión USB Tipo C.

Llama la atención el gran tamaño del cargador, condición que entederemos cuando analicemos la carga rápida en el apartado de batería. Como ya ocurre con la mayoría de marcas no se incluyen auriculares.

En el caso de que lo adquiráis en la tienda oficial de Meizu os vendrá una pegatina en la caja indicando dos sencillos pasos que hemos de seguir para instalar las apps y los servicios de Google.

Diseño y dimensiones

Estéticamente estamos ante un terminal de líneas muy cuidadas en el que se nota que la firma china ha puesto mucho mimo. Meizu es conocida en el mercado por no innovar demasiado en sus diseños, siendo todos sus terminales muy reconocibles. La verdad es que sobre todo en este MX6 parece que se han inspirado demasiado en los dispositivos de Apple. Aún así, sus acabados son de una excelente calidad.

El chásis está contruído totalmente en aluminio con la excepción de las dos bandas que atraviesan ambos extremos para la mejora de la cobertura. Sus bordes redondeados y el buen aprovechamiento de los biseles laterales hacen que sea muy cómodo sostenerlo en la mano. A esto también ayuda la curvatura 2.5D del cristal haciendo a su vez que la transición entre la pantalla y el curpo metálico sea casi inapreciable. No osbtante, el acabado del metal debe hacer que extrememos las precauciones ya que se nos puede resbalar fácilmente.

En la parte frontal, además de la pantalla, la cámara delantera, led de notificaciones y los respectivos sensores, se encuentran el único botón que hará las funciones de sensor de huellas y de home/retroceso. Si le damos la vuelta al terminal vemos su cámara trasera, flash de doble tono y el logotipo de la marca.

Los botones de desbloqueo y de volumen están ubicados en esta ocasión el canto derecho, mientras que el izquierdo queda dedicado para la bandeja de la doble SIM. Para encontrar el resto de conexiones tendremos que ir a la parte inferior, ahí están el conector USB Tipo C, entrada de auriculares, micrófono y el altavoz principal.

Para acabar este apartado, le echaremos un ojo a las dimensiones. Su peso es de 155 gramos para un cuerpo de 153,6 x 75,2 x 7,3 mm. Un grosor conseguido dada la aceptable batería que contiene. La disponibilidad cromática se limita a esta unidad blanca y gris, otra negra/gris y blanca/dorada.

Pantalla

Monta una panel de 5,5 pulgadas en resolución FullHD y tecnología TDDI (IPS) fabricado por Sharp, dejando unos 403 ppp. Nuestra experiencia no ha podido ser mejor con esta pantalla: nitidez suficiente, colores muy vivos sin llegar a saturar y ángulos de visión excepcionales.

Los niveles de brillo son también correctos aunque con luz natural el brillo automático se queda un poco corto y debemos subirlo manualmente. Asimismo, en las ocasiones donde estemos a oscuras o poca luz, existe una opción activable desde la cortina de acesos directos que ayudará a filtrar la luz azul emitida, evitando la fatiga visual.

Al contar con un botón físico en la parte inferior, este marco como el superior no están demasiado bien aprovechados. Sin embargo, los biseles laterales son aceptables y el pequeño marco negro que rodea la totalidad de la pantalla (al tratarse de una unidad de color blanco) es mínimo.

Debemos destacar la gran implementación de la curvatura 2.5D siendo más pronunciada en este terminal que en otros que hemos tenido la oportunidad de analizar. La transición entre el panel y el chásis es prácticamente imperceptible , lo cual ayuda a la hora de sostenerlo en la mano.

Hardware y conectividad

En sus entrañas nos encontramos con el procesador Helio X20 de Mediatek, o lo que es lo mismo, 10 núcleos (2xA72, 4xA53, 4xA53) a 2,3 Ghz. El chipset de gama alta de la firma china se comporta como se espera de él. Pero esto lo analizaremos en el siguiente apartado. Lo acompañan la Mali-T880 MP4, 4GB de RAM y 32GB de almacenamiento. Este último no es expandible con tarjetas microSD por lo que a algunos usuarios podría quedárseles corto. A estas alturas de la partida sería buena idea montar 64GB como hacen la mayoría de terminales de este segmento.

La cantidad de memoria RAM nos parece adecuada, no obstante, la multitarea no se comporta tan fluida como nos gustaría. En ocasiones tarda unos segundos de más en saltar de una aplicación a otra en segundo plano. No creemos que sea provocado por la RAM en sí, si no por la gestión que hace de la misma la capa de personalización Flyme. En sus intentos por extender la duración de la batería surgen efectos secundarios como el que comentamos.

El lector de huellas, ubicado en el botón físico frontal, sin llegar a ser el más rápido del mercado, es lo suficientemente rápido, incluso cuando el dedo está ligeramente mojado. Para desbloquear el terminal mediante este método debemos o bien encender antes la pantalla y posar el dedo sobre el lector, o mantener pulsado el botón durante unos instantes. Es decir, no detectará la huella con el simple hecho de colocar el dedo encima.

En el apartado de la conectividad, encontramos lo esperado y las ausencias previstas. En resumidas cuentas tenemos WiFi con soporte de 5 Ghz, LTE, USB Tipo C, GPS y Bluetooth 4.1. Echamos de menos la Radio FM, el chip NFC y la banda 800 del 4G. Este último aspecto debéis tenerlo en cuanta si vivís fuera de las principales ciudades o en el rural ya que no váis a poder disfrutar de esta conexión.

En este caso, la conexión WiFi hemos notado que pierde potencia de manera más pronunciada que otros terminales a medida que nos alejamos del router. Además, en las transiciones de datos a WiFi y viceversa, a veces se nos ha quedado colgado dejándonos sin ningún tipo de conexión. Intuimos que se trata de un problema de nuestra unidad de pruebas pero de todas maneras debemos comentarlo.

Software y rendimiento

La capa de personalización de Meizu, Flyme, es una de las más distintas de Android puro que encontramos en el mercado. Visualmente es bastante atractiva y funcional. Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es que sólo tenemos un botón de navegación que ejercerá las funciones en los menús. Si lo dejamos pulsado hará de “Home” y si simplemente le damos un toque capacitivo hará la función de “atrás”. Para acceder a la multitarea, debemos deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba. Las primeras veces este sistema resulta poco intiutivo y, aunque la curva de aprendizaje no es larga, no creemos que sea lo más cómodo. Otro detalle diferencial es que al igual que MIUI o EMUI tampoco disponemos de cajón de aplicaciones. El bloatware no es problema aquí, ya que las pocas aplicaciones preinstaladas son útiles. Como por ejemplo, un kit de herramientas con linterna, brújula, etc.

Centrándonos en el rendimiento, hay que decir el Helio X20 se comporta perfectamente y da lo que esperamos de él. La fluidez del sistema es extraordinaria y mueve sin problemas la mayoría de aplicaciones. Es en los juegos que requieren de alto nivel gráfico donde vemos que flaquea con alguna caída de framesObviamente, en este sentido este procesador de MediaTek todavía está un paso por debajo de la gama alta de Qualcomm.

El gran punto negativo en este apartado es que esta versión de Flyme 5.2.4.OG está basada en Android Marshmallow 6.0. Ahora que muchos de los terminales estrella de las diferentes marcas ya han actualizado a Nougat, no queda menos que exigir lo mismo para este MX6.

Audio

Gran altavoz principal el que ha incorporado Meizu aquí. Ubicado en el canto inferior, lo obturaremos con la mano al ver vídeos o jugar.

Aún así la calidad nos ha sorprendido para bien, no hay rastro de distorsión inluso con el volumen al máximo. Y es mucho decir, porque éste es altísimo. Con auriculares más de lo mismo. Se nota que Meizu ha puesto cuidado en este aspecto para conseguir un audio en líneas generales notable.

Cámaras

Sensor Sony IMX386, f/2.0 y 12 MP son las especificaciones técnicas de la cámara trasera. Teniendo en cuenta la numeración que hace Sony de sus sensores y sabiendo que, por ejemplo, el Google Píxel monta el IMX378, esperábamos grandes cosas de él. Así ha sido, pues se ha comportado de manera excelsa sin llegar a niveles del mencionado Píxel, claro está.

De día conseguiremos grandes fotografías gracias a la buena interpretación del color y el buen balance de exposición. Lo notaremos, sobre todo, al capturar imágenes a contraluz o directamente enfocando hacia el cielo, sin que en ningún momento llegue a quemar ninguna parte de la fotografía. Con baja luminosidad, como era de esperar, la calidad disminuye pero sin llegar a ser algo notorio. No apreciamos mucho ruido y, para su precio, está por encima de la media en las fotos nocturnas. También es capaz de grabar vídeo a 4K con una calidad normal pasando el estabilizador de imagen casi totalmente desapercibido.

P70307-164805
« 1 de 12 »

La cámara delantera de 5MP y f/2.0 no destaca en exceso y le cuesta enfocar en escenas de contraluz, es decir, nuestros selfies serán aceptables sin más. Para cerrar el conjunto, la completa aplicación de cámara de Meizu cuenta con diversos modos como macro, cámara lenta, panorámica, GIF, etc, así como un modo manual que nos permitirá calibrar varios valores si nos atrevemos con ellos. Su estética nos sonará, ya que tiene gran parecio a la de iOS.

Batería

La batería de este Meizu tiene una capacidad de 3.060 mAh, la cual a priori puede parecer un poco justa para un panel IPS de 5,5 pulgadas pero que es entendible por el grosor del terminal. En la práctica se ha comportado mejor de lo esperado con unas 5 horas de pantalla de media. La capa Flyme está bien optimizada y consigue ahorrar consumo de batería gracias a la gestión de la multitarea y a los tres modos de energía que ofrece al usuario. En el menú correspondiente al consumo sólo podremos consultar el gasto como mucho de las 12 últimas horas, por lo que realmente las horas de pantalla que os hemos dado es una aproximación.

Los usuarios que le vayan a dar un uso intensivo deben saber que el paso por el enchufe no es mayor problema. Su carga rápida mCharge consigue cargar al completo la batería en una hora y diez minutos. Meizu sigue trabajando en este sentido y durante el MWC ha presentado la prometedora próxima generación de esta tecnología llamada Super mCharge.

Conclusión y precio

En síntesis, el Meizu MX6 es un terminal equilibrado que busca aunar algunas prestaciones de gama alta con un precio reducido. Como puntos positivos destacaremos su cámara por encima de la media en este segmento de precio y el robusto y estiloso diseño que le otorga el acabado metálico.

En el otro lado de la balanza podemos colocar a la batería, que aún siendo correcta se queda algo escasa y algunos aspectos del sofware que no nos acaban de convecer.

Aunque, como sabéis, se puede adquirir en diversas tiendas chinas, ya hace algún tiempo que Meizu cuenta con tienda oficial en España que os asegurará un soporte y dos años de garantía. El precio en estos momentos está fijado en los 349€.

Meizu MX6

7.5
Diseño:
8
Pantalla:
8.5
Hardware:
7
Conectividad:
7
Software:
7
Rendimiento:
7
Audio:
8
Cámaras:
8
Batería:
7
Precio:
7

Diego
Sígueme en

Diego

Redactor at Just Unboxing
Fanático de todo lo que tenga que ver con la tecnología, especialmente de Android.
Diego
Sígueme en

Latest posts by Diego (see all)

¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger