Reviews Smartphones

REVIEW | Coolpad Porto S

Hoy os traemos el análisis de uno de los últimos lanzamientos de la compañía asiática Coolpad, que este año ha comenzado a distribuir sus productos de forma oficial en nuestro país. El terminal al que nos referimos es el Coolpad Porto S, un dispositivo de gama de entrada que podrá satisfacer las necesidades de usuarios no muy exigentes.

Caja y contenido

Nos encontramos con una caja compacta, de color blanco, sin florituras, con únicamente el nombre de la marca en la parte delantera y algunas de sus características en su parte posterior. No encontramos una lista completa de todas sus especificaciones técnicas.

En su interior hayamos en primer plano el terminal, con sus plásticos protectores. Debajo el libro con la guía de usuario, garantía y herramienta extractora de la bandeja de tarjetas. A continuación nos encontramos con el adaptador de corriente de 1 amperio, cable USB – microUSB y unos auriculares con manos libres, que sin destacar en ningún aspecto, siempre se agradece su inclusión. Todo ello envuelto en sus correspondientes plásticos.

Diseño

Como es de esperar en un gama de entrada, el material elegido para su construcción es plástico. A primera vista da la sensación de ser de buena calidad, evitando ese acabado glossy que tan mala impresión nos da. Pero al cogerlo en la mano comprobamos que es muy resbaladizo y personalmente preferiría un tacto más rugoso para ayudar a obtener un mejor agarre. Sus bordes son redondeados, lo que lo hace muy cómodo a la mano, pero también ayuda a que se nos escurra con facilidad. Tiene una ligera curvatura en la parte trasera y así consigue ser bastante fino en sus extremos.

Sus dimensiones son de 72 x 143 x 7,6 mm. y su peso es de 125 g. Terminal compacto y muy ligero, lo comprobamos nada más cogerlo y es muy cómodo de llevar en cualquier bolsillo. Contamos con un diseño unibody, con lo que no podemos quitar la tapa trasera ni extraer su batería.

En cuanto a la disposición de sus componentes externos, nos encontramos con el botón de power en el lateral derecho, con una muy buena ubicación, justo encima tenemos la bandeja de tarjetas, pudiendo insertar en una ranura una tarjeta microSIM y en la otra una nanoSIM o bien una tarjeta de memoria microSD de hasta 64GB de almacenamiento. En el lateral izquierdo tenemos las teclas del control de volumen. En la parte inferior la entrada microUSB y en la superior el conector mini jack de 3.5mm. para auriculares. En el frontal tenemos la pantalla de 5 pulgadas con unos marcos aceptables, arriba se encuentra el auricular, los sensores y la cámara frontal, sin led de notificaciones y abajo únicamente tenemos el micrófono y un marco negro sin ningún botón, ya que se incluyen dentro de la pantalla. En la trasera tenemos en primer lugar el micrófono de cancelación, debajo la cámara principal y un flash led. Más abajo tenemos la serigrafía de la marca y justo abajo de todo nos encontramos con la rendija del altavoz.

Pantalla

Como ya he mencionado, el Coolpad Porto S incorpora una pantalla de 5 pulgadas. Ésta es una IPS con resolución HD (1.280 X 720 píxeles) con una densidad de 294 ppp, algo muy acertado para este tipo de teléfono. Parece que ya quedan pocos terminales que se atrevan con una resolución menor a la HD. En la práctica, he de decir que no es la mejor IPS que se puede encontrar uno, los ángulos de visión no son los mejores y deberemos llevar el brillo bastante alto. Incorpora la opción de brillo automático, pero quizás se queda demasiado bajo para mi gusto. El brillo máximo, sin embargo, es el correcto y se puede visualizar la pantalla sin problemas en exteriores.

Algo que me ha gustado es la incorporación de la tecnología de Miravision en los ajustes de pantalla, que nos ayudará a mejorar la calidad de imagen a nuestro gusto. Entre sus opciones podremos elegir el modo estándar, que es el que viene por defecto en el teléfono y ofrece unos colores fieles a la realidad pero apagados, el modo vivo donde encontramos colores más intensos y por último un modo de usuario donde podemos modificar el contraste, la saturación, el brillo, la nitidez o la temperatura del color.

Hardware

Dentro de este smartphone se encuentra un procesador de Mediatek, el MT6735P de 4 núcleos ARM Cortex-A53 que corre a una frecuencia de hasta 1GHz, acompañándole la gráfica Mali-T720. En cuanto a la memoria RAM se queda en 1GB, algo que se nota, ya que cuando tenemos abiertas varias aplicaciones comienza a dar pequeños tirones, aunque no en exceso. De hecho los juegos los mueve asombrosamente bien, ya que sobre el papel vemos un hardware bastante modesto y sin embargo títulos como Asphalt 8, Dead Trigger o EvilBane: Rise of Ravens son ejecutados sin ningún problema, con algún pequeño lag muy esporádico, tardando únicamente en los tiempos de carga de los mismos.

En el apartado del almacenamiento interno contamos únicamente con unos escasos 8GB. Teniendo en cuenta que el sistema ocupa casi la mitad nos quedamos con poco más de 4GB, que al final son menos, ya que algunas aplicaciones vienen instaladas de serie. Para ayudarnos en este aspecto podemos ampliar el almacenamiento mediante tarjestas microSD de hasta 64GB. Mi mayor problema lo he tenido al querer instalar alguna aplicación pesada desde Google Play, detectando que no había espacio suficiente en la memoria interna, aún habiendo marcado la opción de tarjeta microSD como almacenamiento predeterminado.

En cuanto a la conectividad sólo podemos echar en falta la tecnología NFC, ya que contamos con redes 4G LTE, Wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0, navegación GPS, A-GPS y GLONASS y radio FM, ésta última olvidada en la mayoría de gamas altas.

 

Software

El Porto S llega con Android 5.1 Lollipop con la única personalización del launcher, que no dispone de cajón de aplicaciones y da un pequeño retoque a los iconos. Esto se puede modificar instalando cualquiera de los launchers que nos ofrece la tienda de Google. Los ajustes, barra de estado, área de notificaciones, ajustes rápidos y pantalla de bloqueo son los de Android stock, algo que ayuda a la fluidez de su interfaz.

Coolpad ha decidido incluir la mayoría de aplicaciones de Google, añadiendo a mayores otras como Facebook, Es File ExplorerWPS Office o Zuimei Weather. Lo que se echa en falta es la inclusión de gestos para despertar la pantalla, con lo cual nos quedamos sin el doble tap, aunque he de reconocer que la buena ubicación del botón de desbloqueo ayuda a paliar este aspecto.

En general, mueve con soltura las aplicaciones que la mayoría utilizamos habitualmente.

 

Sonido

En este apartado no hay mucho que destacar. El altavoz suena alto en su nivel máximo pero distorsiona excesivamente y no obtenemos un sonido limpio. Algo que empeora si lo dejamos sobre una superficie plana, ya que el altavoz se encuentra en la parte trasera y queda obturado por completo.

En los ajustes contamos con un apartado de mejora de sonido, donde podemos mejorar el audio por auricular, amplificar el volumen del altavoz (activado por defecto), activar sonido envolvente y audio por bluetooth de alta calidad. Sinceramente no he notado gran mejoría al activar cualquiera de estas opciones, pero ahí están.

En cuanto al sonido mediante auriculares es muy relativo, ya que depende mucho de la calidad del propio auricular. De todas formas, sin ser el peor dispositivo que he probado en este sentido, este Coolpad no destacará por su gran calidad de audio.

 

Cámaras

Nuestro amigo de 5 pulgadas incorpora una cámara principal con sensor CMOS de 8 mpx, con apertura focal 2.4 y un flash LED. La aplicación de la cámara es la genérica de Android, con una interfaz un tanto obsoleta pero que nos ofrece diversas funciones, como autoenfoque, disparo continuo o ráfaga, estabilizador de imagen digital, compensación de exposición, detección de rostro, modo HDR, fotos panorámicas, modo escena o ajuste de balance de blancos.

En el frontal tenemos un sensor de 2 mpx. Ambas cámaras ofrecen unos resultados bastante justos, algo que tampoco sorprende, teniendo en cuenta la gama en la que nos estamos moviendo.

Batería

Creo que es el aspecto que más me ha sorprendido positivamente. Tenemos un amperaje bastante bajo, concretamente de 2.000 mAh y siempre he llegado al final del día con carga suficiente, llegando a hacer más de 5 horas y media de pantalla, aunque este es un dato que depende mucho del uso que le dé cada uno.

En los ajustes incorpora una función de ahorro de energía inteligente en espera, algo parecido a DOZE en Marshmallow, que ya viene activada por defecto y realmente apenas consume energía con la pantalla apagada. También podemos activar la visualización del porcentaje de la batería en la barra de estado.

En definitiva, parece que este procesador tan comedido junto a un software bastante limpio hacen que el Coolpad Porto S tenga una muy buena autonomía.

 

Precio y conclusión

En la segunda mitad de este mes de abril el Coolpad Porto S estará disponible en Media Markt en blanco y gris oscuro con un precio de venta recomendado de 129 euros, aunque ya se puede encontrar en Amazon por un precio similar. Parece una cantidad correcta para todo lo que nos ofrece, aunque vemos como cada vez hay más compañías que proporcionan grandes prestaciones a un precio muy ajustado.

En general, este dispositivo no va dirigido a un público que quiera el hardware más potente, ni lo último en software, ni mucho menos una gran experiencia multimedia. Pero sí cumple a la perfección con tareas más básicas que realizamos a diario. Digamos que es un teléfono perfecto para quienes se inicien en Android o no le den un uso tan exhaustivo al terminal. Seguro que no les defraudará.

Coolpad Porto S

5.6
Diseño:
5
Pantalla :
6
Software:
6.5
Conectividad:
7
Rendimiento:
6
Sonido:
3.5
Cámara:
4
Batería:
7.5
Almacenamiento:
3
Precio:
7
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger