Otros Reviews

REVIEW | Auriculares deportivos SoundPEATS QY8

El hasta hace unos años estandarizado campo de los auriculares cuenta hoy día con muchas formas diferentes de entender el concepto. Mientras que antes sólo teníamos para elegir entre cascos grandes de esos que ocupan toda la oreja y los pequeños que se ajustan mejor al oído, en la actualidad encontramos diseños y tamaños para todos los gustos: desde auriculares premium a cascos de uso casual, pasando por una modalidad que cuenta con cada vez más éxito entre los usuarios y que se trata de los auriculares deportivos.

Éstos estan diseñados idealmente para su uso mientras se practica deporte. Los hay que incluso se pueden sumergir bajo el agua y que están pensados para hacer más llevadera la monótona tarea de la natación. Sin embargo, en esta ocasión los protagonistas son unos que, aunque por diseño y prestaciones son ideales para usarlos tanto en el gimnasio como en casa, destacan en el apartado del running.

Caja y contenido

La caja de cartón en la que vienen es pequeña y negra. De ella poco hay que destacar más que las breves indicaciones acerca de los diferentes apartados de los auriculares que encontraremos en su interior.

Una vez abierta, nos encontramos con el clásico manual del usuario que, si bien en la mayoría de los productos es ignorado, en esta ocasión aporta información importante acerca de cómo configurar el dispositivo. Junto a él, una funda de transporte que hace las veces de ideal compañero de viaje encierra los propios auriculares, que a su vez se encuentran acompañados de varias bolsas que contienen el cable USB/microUSB y diferentes recambios para éstos.

Diseño

Estamos ante unos auriculares con un sólo cable que se encarga de unirlos a ambos. Por lo tanto, el modo en que se conectan al smartphone o al dispositivo en cuestión es mediante Bluetooth, aunque eso lo veremos a continuación. Dicho cable es plano, lo que permite que no se enrede fácilmente y evitar así posibles roturas por quedarse enganchado. Es de plástico, al igual que los auriculares en sí.

Éstos están pensados, como comentábamos al principio, sobre todo para ser usados mientras realizamos alguna actividad física. Es por eso que están perfectamente sellados y el sudor no les afecta en absoluto.

En el auricular izquierdo se encuentra la entrada de microUSB, a la que habrá que conectar el correspondiente cable a la hora de cargar la batería, y nada más. Es en el derecho donde se concentra la mayor parte de las funciones. En él se ubica el botón principal, que también se ilumina, además de los botones para subir y bajar volumen y el micrófono que ofrece la posibilidad de servir de manos libres.

Centrándonos en la parte principal del dispositivo, cada uno de los auriculares cuenta con una pieza que se introduce dentro del oído haciendo que el audio que pase a través de ellos se aísle enormemente del ruido ambiental que haya a nuestro alrededor y con una pieza intercambiable que se adapta perfectamente a las concavidades de la oreja. Éstas las hay de dos tipos: una más redondeada (que es la que viene puesta por defecto) y otra en forma garfio, que es la que actualmente uso y que en mi opinión mejor agarre proporciona. Tanto ellas como las partes gomosas que se introducen en el oído las hay en tres tamaños (S, M y L), por lo que hay alternativas para todos los tipos de usuarios.

Finalmente, la combinación de todos estos factores hace que los auriculares se queden perfectamente anclados a la oreja, por lo que tanto si estamos haciendo ejercicio con poco movimiento como con mucho, es prácticamente imposible que éstos se nos caigan.

Audio

Ni que decir tiene que estamos ante un dispositivo estéreo. La calidad del audio es realmente buena y su volumen sea quizá uno de los puntos más destacables de este apartado. Se oyen muy alto y, gracias a los tapones que al introducirse un poco en el oído aíslan del ruido exterior, serán pocas las ocasiones que lo usemos a tope de volumen. Incluso en esas cotas tan altas de uso, lo que estemos oyendo no distorsionará y se oirá bastante nítido.

Los bajos son buenos, sin destacar en exceso, aunque sí lo hace el audio en su conjunto. Teniendo en cuenta las situaciones en que usaremos este tipo de cascos, cumplirán sobradamente.

Conectividad y usos

Como decíamos, usan la tecnología Bluetooth en su versión 4.1, lo cual garantiza una buena gestión de la autonomía tanto de los propios auriculares como del terminal al que se encuentren asociados.

Para encenderlos hay que dejar pulsado el botón principal unos segundos, tras lo que se oirá un aviso de encendido y su luz empezará a parpadear. Este es uno de los aspectos más interesantes de este aparato, ya que se nos avisa con una voz en inglés de cuando se encienden, se apagan, se vinculan, se desvinculan y se encuentran bajos de batería. La luz, también, varía dependiendo de cada uno de esos momentos.

Otro uso interesante que se les puede dar es el de manos libres. Si mientras estamos oyendo música desde nuestro smartphone recibimos una llamada, con tan sólo pulsar el botón principal la descolgaremos y podremos hablar mediante los auriculares perfectamente. Además, y gracias a que el micrófono se encuentra relativamente cerca, nuestro interlocutor nos oirá a la perfección.

Batería

En la descripción del producto se nos promete unas 5 horas de reproducción de música o de conversación, aunque lo cierto es que en ocasiones ese margen de tiempo se puede superar sin mayores problemas. No obstante, con la pequeña batería que cuenta y dependiendo mucho del uso de cada cual (donde entran en juego aspectos relativos al volumen y al tiempo en espera) cada ciclo de uso puede variar. Lo que sí es seguro es que si se usan en los momentos puntuales en los que salgamos a practicar deporte su autonomía nos dará para varios días sin problema.

A la hora de cargarlos, y conectados a un ordenador mediante el puerto USB, el tiempo que necesita para estar al 100% es de en torno a dos horas, por lo que en según que situaciones puede antojarse algo elevado.

Conclusión y precio

Auriculares deportivos hay muchos, y la decisión de decantarse por unos u otros radica en última instancia en los gustos de cada cual. Los SoundPEATS QY8 probablemente no destaquen en ningún aspecto sobre muchas otras alternativas, y sí lo hagan sobre algunas otras. Sin embargo, su precio y la calidad de los materiales y del audio que ofrecen hacen que sean una opción a tener en cuenta.

Concretamente los podemos encontrar en Amazon a un precio oficial de 69,99 euros, aunque la mayoría del tiempo se encuentan rebajados a más de la mitad y se acaban adquiriendo finalmente por algo más de 20.


SoundPEATS QY8

6.8
Diseño:
6
Audio:
7
Conectividad y usos:
7
Autonomía:
6
Precio:
8

Carlos

Carlos

Redactor at Just Unboxing
Redactor.
27 años, España.
Contacto: carlos@justunboxing.com
Carlos
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger