Apps Juegos

Prune, uno de los mejores juegos indie

Siguiendo la estela de esos juegos sencillos y entretenidos que tanto éxito tienen entre la mayoría de los jugadores casuales, Prune se nos cruza en el camino. Es otro claro ejemplo más de que no son necesarios unos gráficos de infarto y una historia elaborada para llenar esos huecos vacíos de tiempo en los que no se sabe bien qué hacer y se quiere desconectar del mundo que nos rodea.

Prune es una oda al amor por la naturaleza, y eso se nota desde el primer momento en que lo empezamos a jugar. Su jugabilidad, sencilla como lo es él mismo, consiste en ayudar a llegar hacia la luz a árboles que previamente habremos plantado. El objetivo es simple: cuanta mayor proporción de ellos sea capaz de alcanzar los rayos de sol, más flores saldrán y mejor habremos gestionado el nivel.

En cada uno de ellos nos encontraremos con un contrincante en forma de bola de sombra, al principio, y de bola roja asesina, despúes, que habremos de sortear en el camino hacia la luz. Comenzamos con una franja destacada sobre la que, con nuestro dedo, marcar la dirección que habrá de tomar el árbol. En este sentido, se aconseja orientarlo hacia la zona que se encuentre iluminada, aunque en el caso de que su crecimiento quede en dique seco y muera, podremos cortarlo y volver a plantarlo de nuevo.

Tras esto, el árbol comenzará a tomar forma y crecerá, ramificándose en varias partes. Este es un aspecto fundamental a la hora de superar los niveles, ya que podremos sacrificar y cortar algunas ramas en beneficio común: eliminando las secundarias haremos que crezca aún más la principal.

Según avanzamos en el juego, nuevas complicaciones se van añadiendo. Mientras que al principio nos encontraremos sólo con paisajes marcados por luces y sombras, posteriormente veremos como tendremos que guiar nuestro árbol por lugares no iluminados hacia esferas azules que darán un plus de energía al crecimiento.

También, como comentábamos antes, nos toparemos con unas llamativas bolas de color rojo que, si son alcanzadas por alguna rama, paralizan el avance y hacen que el árbol muera. Este hándicap se va extendiendo rápidamente por todo su cuerpo, por lo que habrá que estar rápido para cortar las ramas infectadas antes de que sea demasiado tarde.

Tratándose de un juego que en sus primeros momentos puede antojarse sencillo, el verdadero reto llega cuando todos estos factores van entrando a escena y se combinan entre sí.

Prune tiene una jugabilidad absorvente y fácil, pero no se queda ahí. Junto al cuidadísimo apartado estético, que destaca por su minimalismo, se encuentra el del audio. En él se combinan sonidos ambientales que ayudan a la inmersión en el juego con una melodía relajante muy a tener en cuenta, rematados por una bonita escala musical que suena cuando las flores por fin nacen bajo la luz del sol.

Aunque no se hizo con el galardón, Prune tuvo una más que merecida nominación a los Google Play Awards 2016 en la categoría de mejor juego indie, junto a otras aplicaciones tan sonadas como Fast like a fox y Alto’s Adventure. Detalles como este hacen darse cuenta de que no se trata de un juego como la mayoría de los que nos encontramos en Android.

El único punto negativo que puede achacársele sea quizá su precio, ya que cuesta 3,99€ en la Google Play Store. No se trata ni mucho menos de una cantidad elevada, sobre todo si tenemos en cuenta las horas de entretenimiento que nos ofrece y del modo en que lo hace, pero no todo el mundo está dispuesto a gastar dinero en aplicaciones de este tipo.

Carlos

Carlos

Redactor at Just Unboxing
Redactor.
27 años, España.
Contacto: carlos@justunboxing.com
Carlos
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger