Noticias

Project Ara ha vuelto, con versión comercial para 2017

Hacía ya bastante que no se oía nada sobre Project Ara, ese proyecto de Google para sacar al mercado móviles completamente módulares -mucho más de lo que ofrece el LG G5-. Desapareció en un momento en el que a muchos se les hacía la boca agua, pensando en cómo podría esta tecnología cambiar la forma de entender los smartphones. Sin embargo, tenemos buenas noticias, ya que Project Ara ha vuelto, y mucho más maduro que antes. ¡Te lo contamos!

La última vez que escuchamos hablar de este proyecto, la sensación que se nos quedó a algunos es que era algo prácticamente irrealizable. Los de Mountain View vendían la idea como revolucionaria -y efectivamente, lo era-, pero de la imaginación a un producto comercializable hay un gran paso. Además, parecía que los prototipos no acababan de llegar a buen puerto, encontrando escoyos en demasiados aspectos como para considerar que fuera algo a punto de salir al mercado.

Después de aproximadamente un año sin apenas noticias, Google vuelve al primer plano mostrando de qué ha sido capaz en este período a base de prueba y error. La idea sigue siendo la misma: conseguir un smartphone modular, donde cada usuario pueda cambiar algunos componentes para adaptarlo a sus gustos y necesidades. Un punto diferencial a día de hoy, no obstante, es que han conseguido prototipos que funcionan. De momento son sólo eso, prototipos, y no tienen el aspecto que tendrán una vez se comercialicen, pero ya hay unos 30 investigadores usándolo como su dispositivo particular.

Modulos

Un enfoque distinto

La idea inicial de Ara era que cualquier parte del smartphone pudiera ser reemplazada, desde el procesador hasta la cámara. Sin embargo, después de muchas pruebas, han decidido limitar un poco las opciones: el procesador, la memoria RAM y la memoria interna irán integrados en el propio chasis, pudiendo el usuario decidir el resto. Según Google, a la mayoría de la gente no le importa demasiado estos componentes que irán fijos, sino que quiere tener un buen terminal que funcione como debe en el día a día.

Sinceramente, yo diría que esta decisión se basa más en dificultades técnicas que en estudios fundamentados sobre la opinión de los usuarios. ¿De verdad creéis que a la mayoría de la gente no le importan estos aspectos? Más aún cuando el público inicial al que va dirigido un móvil de esta clase es a los más geeks. Además, el procesador y la cantidad de RAM son aspectos cruciales de cara a determinar cuándo un terminal está obsoleto; no hay más que ver cómo se cataloga a día de hoy el Snapdragon 808. Fijando estos aspectos, podremos mejorar la cámara o los altavoces, pero augurar que un público entendido esté dispuesto a aguantar 5 años con el mismo SoC me parece una previsión un poco positiva.

Una estética todavía mejorable

Los prototipos existentes actualmente son, aunque funcionales, más gruesos y voluminosos de lo que se pretende que sean en un futuro. No obstante, y más allá de las dimensiones, los colores y las formas que tendrá este terminal dependerán de los módulos que incorpore.

Grosor

Desde la empresa estadounidense ya han empezado a entablar contacto con otras empresas y partners que pueden llegar a fabricar módulos. Con respecto a las ideas, hay de todo: altavoces, fitness trackers, proyectores, botones para accesos directos… Incluso compartimentos para guardar pastillas u otro tipo de objetos pequeños, pasando por aquellos que no hacen “nada”, salvo adornar.

Cambiar módulos, un mecanismo rápido y sencillo

¿Y cómo se cambian los módulos, os preguntaréis? La verdad es que viendo el vídeo promocional, parece extremadamente rápido y sencillo.

La acción de quitarlos será conseguida por software: en la pantalla aparecerá una especie de mapa con todos los módulos, donde el usuario escogerá aquel o aquellos que quiera desenganchar. Este mecanismo evita cualquier tipo de fallo mecánico, evitando que se tenga que tirar o hacer fuerza.

Ponerlos será mucho más sencillo: simplemente se encaja, y a funcionar.

Conectores

Y todo esto, ¿para cuándo?

Para todos los que estamos ansiosos por verlo ya, no nos queda otra que esperar un poco más. La edición para desarrolladores comenzará su distribución más adelante este año, y la versión comercial lo hará en 2017. Aunque su llegada no es inmediata, parece que queda menos que nunca para que podamos ver de que es capaz Project Ara.

¿Vosotros que opináis? ¿Creéis que será un éxito, o un fracaso?

Marco

Marco

Ingeniero de Telecomunicaciones, estudiante y usuario de Android desde el HTC Magic. Muy crítico con todo lo que pruebo, ¡hay quien me llama hater!
Marco
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger