Noticias Opinión

Opinión | Los smartphones y sus baterías: la última cuenta pendiente

En el mundo de la telefonía móvil la competencia es dura. Los fabricantes lo saben, y se esfuerzan por ofrecer la mejor experiencia posible en las muchas características que incluyen los smartphones: cámara, rendimiento, calidad de la pantalla, etc.

Pero donde a día de hoy vemos la mayor carencia es sin duda en el apartado de la autonomía, ya que en la gran mayoría de terminales no somos capaces llegar al segundo día de uso sin tener que pasar por la toma de corriente.

Si echamos la vista atrás probablemente añoremos aquellos tiempos en los que podíamos usar nuestros teléfonos durante días, incluso semanas, sin la necesidad de tener que estar pendiente de sus baterías. En líneas generales, el avance de la tecnología ha sido capaz de surtirnos de auténticos ordenadores de bolsillo, pero a cambio hemos tenido que pagar el precio de una autonomía menor, y es ahí donde más exigimos últimamente a las marcas con cada nuevo lanzamiento. No hay nada que empañe más la presentación de un nuevo dispositivo que una cantidad escasa de mAh.

Sin embargo, algunas firmas se están poniendo manos a la obra y están consiguiendo grandes avances últimamente. Entre ellas, y como no podía ser de otra manera, destaca Xiaomi, con smartphones y phablets capaces de alcanzar las diez horas de pantalla activa. Por hacernos una idea, algunos terminales de la competencia no son capaces de llegar a las cuatro (véase Nexus 5, un excelente teléfono al que ha lastrado siempre su pobre autonomía).

Pero en este fabricante asiático no acaba la cosa, ya que otros tantos vienen pisando fuerte en este aspecto del que hablamos. Entre ellos encontramos que algunos famosos, como por ejemplo, Samsung, y otros no tan conocidos, como Nubia, han sorprendido gratamente con el rendimiento que ofrecen sus más recientes lanzamientos. En cuanto al primero nos topamos con el S7 edge, mientras que respecto al segundo, encontramos opciones tan interesantes como el reciente Z11 o el N1.

El Z11 cuenta con 3.000 mAh; nada del otro mundo al tratarse de un phablet de 5,5 pulgadas (ya que vemos como, por ejemplo, el ZUK Z1 de Lenovo y el Redmi Note 3 de Xiaomi, por citar algunos, rondan los 4.000 con unas dimensiones similares), pero que sin embargo otorga una autonomía que suele superar las cinco horas de pantalla, que suele ser más o menos la línea que separa una buena batería de una mala.

Pero en el caso del N1 la cifra asciende hasta los 5.000 mAh, una cantidad grande incluso para tablets. Este teléfono cuenta también con cinco pulgadas y media (el estándar actual), y sin embargo es capaz de optimizar mucho mejor el espacio interno para ganar miliamperios aquí o allá, algo que sin duda los usuarios agradecemos y mucho.

Por tanto, y aunque aún estamos a años luz de conseguir experiencias similares a las que obteníamos antaño cuando los teléfonos móviles eran únicamente eso, teléfonos, estamos viendo como cada vez más las firmas consiguen ofrecernos menores tiempos de carga y mayores cantidades de tiempo de uso sin pasar por la toma de corriente.

Algunos Xiaomi o este N1 de Nubia del que hablo son sólo unos pocos ejemplos, y sin duda aún queda un largo recorrido por recorrer si queremos mucha potencia de trabajo junto a buenos ciclos de batería, pero los demás fabricantes deberían mirarse en éstos y poner más esfuerzo para ofrecernos mejores experiencias.

Como siempre decimos, éste y otros productos de Nubia están disponibles en la web del fabricante y en la red de tiendas Telecor.

Carlos

Carlos

Redactor at Just Unboxing
Redactor.
27 años, España.
Contacto: carlos@justunboxing.com
Carlos
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger