Noticias

Nubia entra por la puerta grande en España con su Z11

Ayer fue un día muy interesante en lo que a novedades de telefonía móvil se refiere. El fabricante chino Nubia aterrizó en España y lo hizo mediante una llamativa presentación en el restaurante Real Café del estadio Santiago Bernabéu. Entre otros muchos medios, nosotros estuvimos allí, y a continuación os contamos lo más interesante del evento.

Fueron tres los terminales que ayer se dieron a conocer, aunque el verdadero protagonista de la velada fue el flagship de la compañía, es decir, el Nubia Z11.

Éste es un terminal de 5,5 pulgadas que viene a plantar cara a lo mejor de cada casa, y la verdad es que tiene especificaciones para poder hacerlo. Su diseño está bastante cuidado, y eso se nota nada más verlo y sostenerlo en la mano.

Nubia presume de haber sacado el teléfono más delgado del mundo, con tan sólo 7,5 milímetros de grosor y con un peso bastante conseguido de 162 gramos. Sus bordes son metálicos, y si bien la parte trasera no estoy seguro de si se trata de alguna aleación metálica o de plástico, tiene un tacto agradable. Aunque eso sí, es uno de los mayores imanes para huellas que he visto (con permiso de la versión negra del reciente iPhone 7), sobre todo en su versión premium.

Sin duda unos de los aspectos que más llama la atención es el gran aprovechamiento de la parte frontal por parte de la pantalla, que ocupa nada menos que el 81%, además de sus conseguidísimos bordes. Esto último es llamado “Bezel less” por parte de los chicos de Nubia, y sin ser exactamente una eliminación total de ellos, sí que están fabricados de modo que parezcan inexistentes.

Además, el apartado del software está estrechamente ligado a esto, y es que mediante la interacción con los laterales del teléfono se pueden modificar aspectos como el del brillo o navegar por las diferentes aplicaciones que tengamos abiertas en segundo plano. Realmente lo que hacemos es tocar la pantalla, pero está todo pensado para que parezca que lo que realmente estamos haciendo es interactuar con los bordes metálicos.

Por otra parte, la curvatura 2.5D se nota y bastante en este terminal, por lo que la conjunción de todos esos factores hace que en la mano se tengan unas sensaciones realmente buenas. En este sentido, decir también que estamos ante un panel IPS con resolución Full HD y con 500 nits de luminosidad, lo que a priori puede permitir que se vea suficientemente bien a la luz directa del sol.

En cuanto al hardware, el Z11 cuenta con el Qualcomm Snapdragon 820 corriendo a su máxima frecuencia posible y con la GPU Adreno 530. Existen dos versiones con respecto a las cantidades de las diferentes memorias: una de 4 GB de RAM y 64 de ROM y otra de 6 GB de RAM y la misma de almacenamiento interno, en ambos casos ampliable mediante tarjeta microSD hasta los 200 GB.

Y llegamos a la batería. Este terminal cuenta con 3.000 mAh y desde Nubia aseguran que los usuarios más exigentes podrán llegar casi al día y medio de uso, mientras que aquellos otros que lo expriman algo menos alcanzarán las 48 horas sin mayores problemas. Pero bueno, eso habrá que verlo, ya que aunque la resolución Full HD y la pantalla de 5,5 pulgadas pueden resultar determinantes en este aspecto, hay otros terminales de similares dimensiones con amperajes bastante mayores, como es el caso del Zuk Z1 o el Redmi Note 3 y 3 Pro de Xiaomi. En cualquier caso, cuenta con carga rápida, como no podía ser de otro modo en las últimas hornadas de procesadores Qualcomm.

En el apartado de la conectividad, lo esperado. GPS, GLONASS, Bluetooth 4.1, soporte para dos tarjetas SIM, WiFi 2,4/5 GHz, conexión de USB Type-C y sensor de huellas dactilares en la parte posterior.

Pero donde más hincapié se hizo fue en todo lo relacionado con las cámaras. El Nubia Z11 quiere plantar cara a los gama alta del mercado actual y para ello buena parte de sus esfuerzos han ido a parar en ofrecer unos resultados en este sentido lo mejor posible. Obviamente, y al igual que con respecto a la batería, hasta que no lo probemos no podemos decir nada en claro, pero las imágenes tomadas con este terminal que se mostraron eran bastante buenas.

Destacar que tiene un modo manual bastante completo, pensado para conseguir resultados similares a los que se obtienen de cámaras réflex de gama media y sin necesidad de grandes conocimientos en materia de fotografía. El sensor principal incluye 16 megapíxeles y una apertura focal 2.0 y el delantero es de 8 megapíxeles, que además es bastante angular y permite que salgan varias personas en un selfie simplemente estirando el brazo.

Sin salirnos de este apartado, también se detuvieron bastante en los modos creativos y en fotografía nocturna de larga exposición. El Z11 está pensado para sacar buenas fotos sean cuales sean las condiciones de luz, y al parecer se pueden conseguir tomas muy buenas del cielo nocturno, así como se puede dar rienda suelta a nuestra creatividad con el “light painting” que incluye.

En cuanto al software, poco que reseñar. Estamos ante Nubia UI 4.0 corriendo sobre Android 6.0 Marshmallow, y como comentaba anteriormente, hay muchos aspectos como el de la interacción con los bordes que le confieren un carácter bastante exclusivo. Pero no deja de ser una de las clásicas capas de personalización asiáticas que no cuenta con cajón de aplicaciones. En cualquier caso, siempre se puede instalar un launcher alternativo y gran parte del problema quedará solucionado.

El Z11 de 4/64 saldrá a la venta el día 1 de octubre en dos variantes diferentes, blanca y negra, a un precio de 499€, mientras que el modelo pro, es decir el de 6/64 lo hará a finales del mismo mes en un único y exclusivo color negro/dorado al que se le quedan marcadas las huellas en la parte trasera como si no hubiera un mañana, y costará 599€.

No debemos olvidarnos que además de este buque insignia, dos terminales más fueron también presentados, pero como es lógico quedaron rápidamente eclipsados por éste. Uno de ellos fue el Z11 Mini, un gama media con similares prestaciones en cuanto al software que su hermano mayor pero con un hardware menos potente, como es obvio, que ya lo analizamos en su momento tanto en nuestra web como en nuestro canal de YouTube.

El otro fue el N1, otro gama media, esta vez de 5,5 pulgadas, cuya mayor característica es la batería, que se sitúa en los 5.000 mAh y que es una de las mayores que se pueden encontrar en smartphones en la actualidad.

El primero ya se encuentra a la venta a un precio de 279€ en blanco y en negro, y este último saldrá, al igual que el flagship de Nubia, a lo largo del mes de octubre por 229€.

Carlos

Carlos

Redactor at Just Unboxing
Redactor.
27 años, España.
Contacto: carlos@justunboxing.com
Carlos
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger