Hardware

¿Cómo consigue el Note 7 su impermeabilidad?

Sony estrenó la gama Z con la impermeabilidad como caballo de batalla, fabricando un teléfono resistente al agua y al polvo. Desde entonces, distintos fabricantes se han ido sumando al carro, siendo esta característica uno de los principales reclamos de venta. Samsung ya lo hace desde hace años con su gama Active, y en su línea S lo estrenó el Galaxy S5; y ahora, el que es posiblemente el mejor terminal del mercado presume de certificación IP68. Pero, ¿cómo consigue mantener el agua lejos de sus entrañas? ¡En Just Unboxing te lo enseñamos!

Distintos medios para el mismo fin

Seguro que más de uno os habéis peleado con las tapitas de los Sony, o conocéis a alguien que lo haya hecho. Es uno de los mecanismos para alejar el agua más conocidos, ya que la empresa nipona fue pionera a la hora de impermeabilizar sus dispositivos.

Consiste, básicamente, conseguir la hermeticidad del terminal gracias a las tapas en las zonas sensibles del mismo. De este modo, conectores como el puerto de carga consiguen mantenerse secos aún cuando el móvil está sumergido. El inconveniente principal -y más evidente- es el siguiente: ¿qué ocurre cuando una de esas tapas no queda bien cerrada? Lógicamente, que el agua entra en el smartphone, se estropea y además no lo cubre la garantía.

Tapa_Z5

Para evitar este gigantesco problema, Samsung ha optado por otro mecanismo para conseguir la estanqueidad de sus dispositivos. No hay tapas ni nada parecido, sino que en la propia construcción del Note 7 -en el que me centro en este artículo- impide el paso del agua a su interior.

Muchos agujeros que tapar

Comenzando por la pantalla y la trasera de cristal, ambas están pegadas al chasis metálico con un adhesivo muy fuerte, que fija ambas piezas de forma que no se cuele ninguna gota. Aún así, el propio marco del terminal está lleno de orificios que los coreanos tuvieron que considerar.

En la parte inferior nos encontramos con el altavoz, el micrófono, el compartimento del S Pen, el conector de carga y el jack de 3.5 mm. Estos dos últimos componentes cuentan con un recubrimiento gomoso, que gracias a la fijación al chasis por medio de tornillos, impide que los líquidos recorran su camino hacia la placa base.

Tornillos_Inferior

Goma_Jack

Goma_ConectorCarga

En el caso de los dos primeros, cuentan con una película protectora adherida al aluminio que impide el paso del agua. De esta forma, siempre y cuando no se sobrepase la profundidad o el tiempo sumergido, esta será capaz de mantener todo el compartimento estanco.

Película_Altavoz_Microfono

Adhesivo_Altavoz

Rejilla_Altavoz

La característica estrella del Note 7, el S Pen, sigue la misma tónica que el resto de componentes. El compartimento dedicado dispone de un adhesivo lo suficientemente fuerte como para impedir la entrada de líquidos; el agua sí que podría llenarlo y recubrir el lápiz en sí, pero no acceder al interior del smartphone.

S_Pen

El siguiente posible punto flaco es la botonera, tanto de volumen como de encendido. Consta de 3 piezas: la primera y más exterior, las propias piezas de los botones; la segunda, una lámina metálica con un recubrimiento gomoso en la zona de los primeros, que convenientemente atornillada, protege el interior; y la tercera y más interior, la circuitería que registra las pulsaciones y conecta con la placa base.

Botones

La parte superior del terminal presenta dos orificios: el micrófono superior, con un patrón idéntico a su homólogo inferior; y la bandeja para la SIM y la micro SD, con el ya mencionado recubrimiento gomoso.

Para terminar con este despiece, me voy a centrar en el frontal, y no creo que os sorprenda. El auricular imita al altavoz inferior, con una película que impide el paso del agua. Por parte del botón frontal, Samsung confía plenamente en el adhesivo que lo fija al chasis y al cristal de la pantalla.

¿Cómo identifica Samsung los daños por agua?

Seguro que muchos os habéis adelantado y pensáis en cómo saben los coreanos si el terminal se ha mojado o no. Y además de marcas de humedad, hacen uso de la ya conocidísima pegatina que se vuelve roja en contacto con un líquido.

El Note 7 tiene dos: la primera, situada debajo del altavoz, en la parte inferior del teléfono. Y la segunda, mucho más ingeniosa, se sitúa justo en el lugar de la bandeja para la SIM y la tarjeta de memoria. ¿Qué implica esta ubicación? Que el servicio técnico puede comprobar el color de la misma sin desmontar el smartphone, sólo sacando esta pequeña pieza.

Pegatina_Altavoz

Pegatina_Bandeja

Pegatina_Bandeja2

Y por supuesto, tal y como indica la garantía, no está cubierto ningún daño por líquido. Por lo tanto, si vuestro dispositivo acaba con estas pegatinas de color rojo, Samsung no se hará responsable de una avería por agua ni por cualquier otro motivo. Recordad que según la propia compañía, los márgenes son una profundidad de 1.5 m durante media hora. Fuera de estas cifras, el terminal corre el riesgo dañarse.

Un mecanismo que mejora lo existente

Imagino que coincidiréis conmigo en que este mecanismo es considerablemente mejor que el implementado por Sony, y el motivo es bastante evidente: ausencia total de tapitas, que evita el riesgo de que alguna no quede bien fijada. No obstante, no olvidéis que por mucha certificación que tenga, la garantía del Note 7 -ni de ningún otro- no cubre daños por líquidos, a no ser que contratéis un seguro aparte.

Y ya para acabar, un par de recomendaciones: en primer lugar, os dejo un enlace al artículo que escribí hace un tiempo sobre cómo afecta la humedad a los móviles, dónde explico con detenimiento cómo podéis actuar en uno de estos casos. Y en segundo, si os gusta todo este tema del despiece de terminales, os aconsejo seguir al fenómeno que grabó el vídeo que usé como fuente para este artículo, JerryRigEverything. Es el que comenzó la polémica con el LG G5 y su recubrimiento de pintura.

Y a vosotros, ¿qué os parece este mecanismo de Samsung? ¿Lo preferís al de Sony?

Marco

Marco

Ingeniero de Telecomunicaciones, estudiante y usuario de Android desde el HTC Magic. Muy crítico con todo lo que pruebo, ¡hay quien me llama hater!
Marco
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger