Apps Juegos

Avanza por las plataformas rápido como un zorro con Fast like a Fox

Fast like a Fox es un juego que recuerda mucho a los pioneros del género. Con un planteamiento influenciado claramente por éstos, como es el erizo Sonic, es capaz de traer a las plataformas móviles un estilo nada novedoso, mil veces repetido, pero con un modo de juego algo diferente que lo convierte en una excelente opción para los amantes de las plataformas en mundos de 2D.

Aunque podemos pensar que se trata de un juego más de este tipo que no aporta nada nuevo, y probablemente tengamos un alto porcentaje de acierto, Fast like a Fox consigue innovar en un campo en el que ya poco queda por descubrir. Y esto lo consigue gracias a detalles como el de su jugabilidad.

Sumado a los controles a los que seguramente estaremos más que acostumbrados por haberlos probado en infinidad de juegos, consistentes en tocar la pantalla para hacer que el personaje salte o aumente velocidad, encontramos la opción de hacer que el rápido protagonista de nuestra aventura avance por los escenarios con unos continuos toques en la parte posterior de nuestro dispositivo.

El juego hace uso de los diferentes sensores que incluyen la mayoría (por no decir todos) de terminales que encontramos en el mercado hoy día. De este modo, se nos ofrece la posibilidad de elegir si queremos emplear los métodos clásicos de juego, o si por el contrario queremos probar esta novedosa característica que hará que la experiencia de uso sea completamente diferente, al menos en cuanto a la forma.

Y merece especial atención este apartado porque es precisamente en él donde radica la seña diferencial de esta aplicación con respecto a las demás de la misma temática. Aunque al principio pueda resultar un poco difícil hacerse con este tipo de controles, apenas hayamos jugado unos minutos parecerá que llevamos toda la vida dándole golpecitos a la parte de atrás de nuestro smartphone o tablet.

En cuanto a la estética, vemos como Fast like a Fox pone de manifiesto unos cuidados acabados. Sin la necesidad de alardear de transiciones gráficas espectaculares, su conjunto visual cumple sobradamente. Y es que realmente apenas podremos fijarnos, teniendo en cuenta que el objetivo es avanzar, cómo el propio título indica, rápido como un zorro.

Esto nos lleva al siguiente apartado. Para avanzar en el juego, habrá que ir pasando a través de escenarios que irán cambiando en temática y dificultad, recolectando monedas y ocasionales gemas, que abrirán nuevos desafíos que se traducirán en más minutos de juego.

Y en este sentido hay poco más que comentar. Éste es uno de esos juegos en los que no hace falta pensar mucho; basta con avanzar lo más rápido posible, recoger el máximo número de gemas y monedas que podamos, y procurar no caer al vacío en las muchas ocasiones en las que, efectivamente, así lo haremos.

En el menú de opciones tenemos una muy interesante para activar, que muchos conoceremos gracias a una infinidad de juegos del pasado, y se trata del modo fantasma. Ésto nos muestra un zorro ligeramente más transparente que el que nosotros manejamos, que será la marca que realizáramos antes de tener que repetir el nivel en los casos en que hayamos fallado, y resulta de gran ayuda y de motivación extra a la hora de competir contra nosotros mismos.

Además, durante toda nuestra aventura nos acompañará una melodía retro que le sienta realmente bien, y que recuerda por momentos a otros muchos juegos.

Señal de que Fast no es un juego cualquiera es que está nominado, entre otras tremendas alternativas, al mejor juego indie del año en los Google Play Awards. Además, las 4,2 estrellas y los más de 1 millón de descargas con que cuenta en la Play Store aventuran que estamos ante una aplicación que, por lo simple y poco novedosa que a priori parece, supera en muchos casos las expectativas.

Para terminar de convencernos, es totalmente gratuito, aunque eso sí, una molesta publicidad que aparece más a menudo de lo que querríamos nos invita a pasar por caja si queremos olvidarnos de ella para siempre, además de otros tantos pagos como son la posibilidad de hacernos con nuevos personajes y desbloquar más niveles.

En definitiva, Fast like a Fox aúna las clásicas características de este tipo de juegos, a las que realmente poco más hay que añadirles para que resulten sobradamente atractivos, y hace que podamos disfrutar de las plataformas igual como lo hemos hecho siempre, pero en esta ocasión rápidos como un zorro.

Carlos

Carlos

Redactor at Just Unboxing
Redactor.
27 años, España.
Contacto: carlos@justunboxing.com
Carlos
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger