Noticias

Android N podría acabar con la fragmentación en Android

Uno de los mayores problemas de Android es, sin duda, su gran fragmentación. En el mercado actual coexisten dispositivos con casi (o sin casi) una decena de versiones de sistema distintas, dificultando enormemente tanto el trabajo de los desarrolladores como las actualizaciones. Sin embargo, Google podría dar un paso de gigante de cara a superar este obstáculo.

La posible sorpresa de Android N

Android N lleva ya unos días entre nosotros, y además de traernos novedades como las que nos explicó Marta en su artículo, parece que nos podría deparar alguna sorpresa que será del agrado de muchos. Esta vez nos hacemos eco de Android Central para contaros cómo intentaría Google solucionar la fragmentación de su sistema operativo.

Como muchos sabéis, Android funciona de forma distinta a su principal competidor, iOS. Cada compañía implementa su propia capa de personalización sobre una base común, llegando a proporcionar experiencias totalmente distinas: desde la multitud de funcionalidades que históricamente nos han otorgado Samsung o LG hasta la simpleza de los Nexus, pasando por la ausencia de cajón de aplicaciones de Huawei o Xiaomi.

A pesar de que este hecho ayuda a enriquecer el ecosistema, implica una lentitud considerable a la hora de sacar nuevas actualizaciones. Así, cuando se publica una nueva versión del sistema operativo son muchos los dispositivos que siguen estancados en las anteriores. Sin embargo, Android N podría ser un punto de inflexión.

Fragmentación en Android

Android dividido en dos “secciones”

Navegando por el código de esta última versión, se han encontrado indicios de que Google podría estar dando los primeros pasos para dividir Android en dos “secciones”: por un lado, el núcleo del sistema, donde residiría la funcionalidad básica del mismo y que sería común a todos los dispositivos; y por otro, la capa de personalización propia de cada firma.

A simple vista, podría parecer que el cambio no es muy significativo; al fin y al cabo, es más o menos lo que ocurre actualmente, donde las compañías implementan su propio software sobre el SO. Sin embargo, existe una radical diferencia, ya que en este caso la base común no sería un sistema operativo completo. En su lugar, sería una especie de framework que podría recibir actualizaciones a nivel global simultáneamente.

Imaginad, por ejemplo, que se encuentra un importante fallo de seguridad. Actualmente, cada empresa sería la responsable de actualizar sus terminales, lo que se puede demorar meses, o incluso años. Por el contrario, con este nuevo paradigma Google publicaría los parches en una nueva revisión, que llegaría en cuestión de días a todos los Android del mercado. Sí, vais bien encaminados, es un método muy parecido al utilizado por Apple.

Personalmente, y teniendo en cuenta que de momento nos basamos sólo en suposiciones, este me perecería un movimiento muy acertado por parte de los de Mountain View. Por un lado, se solucionaría el problema de la fragmentación, y las actualizaciones verdaderamente importantes llegarían casi instantáneamente; y por otro, seguiríamos manteniendo la heterogeneidad que caracteriza al robot verde.

Para acabar, y si queréis enteraros de este tema un poco más en profundidad, os redirijo de nuevo al artículo de Android Central. Aunque aquí he querido explicar la situación de forma comprensible por todos, en la página estadounidense podréis leer información mucho más técnica.

¿Qué os parece esta noticia? ¿Pensáis que sería un buen cambio para evitar la fragmentación?

Fuente: Android Central

 

 

Marco

Marco

Ingeniero de Telecomunicaciones, estudiante y usuario de Android desde el HTC Magic. Muy crítico con todo lo que pruebo, ¡hay quien me llama hater!
Marco
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger