Reviews Smartphones

Análisis | Infocus M560, la sorpresa por menos de 100€

Si hace unos años nos hubieran dicho que se podría conseguir un móvil más que decente por menos de 100€, no nos lo habríamos creído. Sin embargo, las alternativas económicas cada vez llaman más la atención de los usuarios, evitando ataduras a compañías y desembolsos de escándalo. Hoy en Just Unboxing os traemos el análisis de una de estas opciones rompedoras -al menos en precio-, que hará que se os venga lo siguiente a la cabeza: ¿de verdad merece la pena gastar varios cientos de euros en un smartphone? ¡No te lo pierdas!

Caja y contenido

Sin tener una presentación para nada mala, se puede decir que en este apartado el terminal pasa de largo sin pena ni gloria. El dispositivo se encuentra nada más abrir la caja, sacándolo para encontrar el cable USB – microUSB y el adaptador a la corriente. Lo que se puede esperar de un smartphone que se compre este año, ya que prácticamente todos cuidan mínimamente la experiencia al desempaquetarlos.

Caja

Diseño

Comienzo recalcando que este es uno de los punto fuertes del terminal, más aún si se contextualiza con el precio. Aunque marcas como Xiaomi y Meizu ya han sacado dispositivos metálicos por menos de 200€, no sería ninguna locura afirmar que la mayoría de smartphones de este rango de precio siguen contando con plástico como material de fabricación. No es el caso del Infocus M560.

Un diseño unibody metálico es el caballo de batalla de la firma en este apartado, y no decepciona. Con un cierto aire al Nexus 6P, la cámara, el flash y el micrófono de cancelación de ruido están situados en una franja de plástico mate, el mismo material de las bandas para las antenas. El acabado, como podéis ver en las fotos, es de color champagne, aunque en páginas chinas también podéis encontrar el color plata.

DisenoInfocus_6

DisenoInfocus_7

En la parte superior del terminal encontramos el jack de 3.5 mm, estando el micrófono, el altavoz y el conector de carga situados en la inferior; no os dejéis engañar, aunque las ranuras son simétricas, sólo las tres de la parte derecha emiten sonido. Encima de la pantalla disponemos de un led de notificaciones que sólo se iluminará en rojo, verde y azul.

DisenoInfocus_4

DisenoInfocus_3

La disposición de los botones en los laterales constituyen, sin duda, el mayor punto flaco del diseño. Si bien no me molesta que los de volumen se ubiquen en la parte izquierda, que estén acompañados por el de encendido repercute en la experiencia de uso (de un diestro, al menos). Sinceramente, pensé que me iba a costar más acostumbrarme, pero por mucho que acabe siendo menos malo de lo esperado, no es comparable al cómodo acceso del dedo pulgar en el lateral derecho. En este, por cierto, disponemos de las bandejas para las dos nano SIM y la microSD.

DisenoInfocus_5

DisenoInfocus_2

Hay otros dos aspectos que, bajo mi punto de vista, denotan la gama de este terminal: por un lado, y para mí menos importante, el frontal no cuenta con acabado 2.5D. No influye demasiado, y aunque yo no lo echo en falta, es menos molón. Por otro, el porcentaje de pantalla, de un 68%. Se nota que en este aspecto está un par de pasos por detras que alternativas no mucho más caras.

Para acabar, merece la pena comentar las dimensiones de 147.7 x 73.2 x 7.6 mm, todo ello con un peso de 157 g.

Pantalla

Este M560 cuenta con una pantalla de 5.2″ y resolución 1080p, resultando en una densidad de píxeles de 424 ppp. La tecnología en este caso es IPS. Y aunque inicialmente opinaba que le habría venido mucho mejor un display 720p -y lo sigo opinando-, reconozco que el que monta este dispositivo me ha ido ganando con el tiempo.

Por descontado que la definición está muy conseguida, pero lo que más me ha sorprendido ha sido la visibilidad en exteriores. Al nivel del Meizu Pro 5 del que vengo, una escasa diferencia tal vez motivada por las distintas tecnologías; las AMOLED nunca han destacado por una buena visibilidad en condiciones de mucha luz, y las IPS han trabajado bien en ese contexto. El brillo mínimo, sin embargo, está un poco por encima de lo que resulta cómodo cuando usamos el móvil a oscuras. Personalmente, en el día a día suelo llevarlo al 30 – 35% y para mí es más que suficiente.

En general, no es una pantalla impresionante, y carece del efecto “guau” de otros paneles de la competencia. No obstante, es de calidad suficiente para la mayoría de usuarios, y sobre todo teniendo en cuenta el precio del terminal, mantiene de maravilla el tipo y no defrauda.

Sonido

Contamos con un altavoz situado en la parte inferior, con las ventajas y desventajas que todos conocéis: no se obtura al situarlo sobe una superficie plana, pero puede resultar incómodo al reproducir contenido multimedia o al jugar. Sin embargo, me da la sensación -al menos de la forma que yo sujeto el móvil- de que no lo tapono tanto como otros dispositivos, como el Pro 5.

La calidad es bastante buena y lo que me parece más importante en esta gama, suena razonablemente alto y no distorsiona. Sin embargo, la experiencia con los auriculares ha destacado por mediocre: el volumen es demasiado bajo, teniendo que subirlo casi al máximo para escuchar decentemente en un lugar con un mínimo de ruido. El mayor inconveniente al hacer esto es que el audio pierde muchísima calidad, distorsionando mucho en el momento en que se escucha un sonido más alto de lo habitual. Se pueden usar auriculares, pero sin duda la experiencia que obtendréis con este Infocus no va a ser la mejor, ni de lejos.

Software

Un punto controvertido, ya que siempre me hago la misma pregunta: ¿por qué no se ahorrarán trabajo evitando tocar el software? Es decir, que tenemos una capa de personalización bastante intrusiva y diferente de Android nativo, basado en la versión 5.1.

Software_2

Como muchas otras marcas chinas, contamos con lo típico que suelen añadir: administrador de archivos propio, aplicación para hacer copias de seguridad, un administrador de tareas, posibilidad de gestionar individualmente los permisos e incluso de encriptar archivos para hacerlos inaccesibles. Mención especial a los accesos directos en la pantalla de bloqueo, una particularidad muy simple que a mí me alegra mucho el día, y a la opción de cambiar el orden de los botones de navegación. Sin embargo, no contamos con algo que suelen incluir estos terminales y que habría venido especialmente bien en este caso, si tenemos en cuenta la posición del botón de encendido: doble toque para desbloquear, que yo eché mucho en falta.

Como MIUI o iOS, se elimina el box de aplicaciones; no obstante, si sois amantes de la estructura de Android stock, no os hará falta recurrir a aplicaciones de terceros. En las propias preferencias del launcher se puede habilitar, aunque no está a la altura de los pesos pesados del Play Store.

Software_1

Más allá de los añadidos, y centrándonos en la experiencia, hay que reconocer que no es mala. Presenta algunas incoherencias y detalles que podrían estar mejor pulidos, pero en general el M560 la capa se mueve bien. Y cómo no, ya sabéis que la mejor decisión que podéis tomar es instalar Nova Launcher o similar, ya que posiblemente disfrutéis mucho más de este Infocus.

Hardware y rendimiento

El procesador encargado de darle vida a este terminal es el MediaTek MT6753, un octa-core a 1.3 GHz. Acompañándolo, tenemos la GPU Mali T720 y 2 GB de memoria RAM.

Normalmente es complicado sacar conclusiones sobre el hardware, ya que un buen funcionamiento depende en gran medida de la optimización del software. No obstante, catalogaría esta combinación como más que solvente, ya que ha movido sin despeinarse gran parte de los juegos que he probado.

El Implosion, por ejemplo, ha corrido perfectamente con los gráficos en alto, mostrando un comportamiento similar con otros títulos menos exigentes. El Asphalt 8 es el único -aunque seguro que hay más- que le hizo hincar la rodilla.

De todas formas, más allá de que mueva estos títulos o no -que personalmente, no me importa gran cosa-, lo que considero importante es que funcione bien en el día y día y haya fluidez, y aquí las sensaciones no son tan buenas -sin llegar a ser para nada malas-. Hay algún lag ocasional, y aunque no es nada dramático, de vez en cuando le cuesta un pelín. Cuando más se notan estas pequeñas dificultades es cuando hay muchas aplicaciones abiertas en segundo plano.

Benchmark

La conclusión que yo saco de esto es que no hace falta un Snapdragon 820 para tener un buen rendimiento, sino que debería primar la optimización del sistema y el buen hacer con la capa de personalización. Estoy convencido de que si este dispositivo corriera Android stock la experiencia sería más fluida, aunque habrá pocos usuarios que en las condiciones existentes no se encuentren satisfechos. Que yo venga de un Pro 5 y esté contento me parece que es bastante esclarecedor.

Hoja de características

Hoja características

Cámara

La experiencia con ambas cámaras se puede resumir de una forma bastante habitual en esta gama de producto: por el día salva el tipo, y pincha de noche y en interiores.

La trasera se comporta razonablemente bien, consiguiendo fotos con bastante detalle y aprovechando bien la luz. En las imágenes con mucho contraste le cuesta un poco más, consiguiendo tomas demasiado oscuras; no obstante, me alegró comprobar que el HDR funciona, como podéis ver a continuación.

Infocus_6

Infocus_5

Me he llevado una sorpresa con la fidelidad de color: haciendo algunas fotos me he encontrado con que los colores que se veían en pantalla distaban bastante de la realidad, siendo muchísimo más apagados y pálidos. Aún en estos casos el detalle es bueno, pero ver lo que se muestra en el display y lo que tienes delante puede denotar que no estamos delante de una cámara de demasiado nivel.

Como veréis en los ejemplos que os dejaré más abajo, en cuanto perdemos luz el detalle cae, apareciendo demasiado grano y saliendo los objetos bastante difuminados.

Otra tema distinto es la aplicación de cámara, que aunque es ligeramente distinta estéticamente a lo que suelen incorporar estos móviles chinos, la estructura y opciones son las mismas. Más de una vez me he descubierto sacando de nuevo una foto por haber salido algo borrosa; pero veamos el lado bueno, nos servirá para entrenar el pulso.

La cámara delantera es pasable, y como comentaba al principio, el razonamiento con respecto a la trasera es análogo. Con luz suficiente habrá bastante detalle, pero de noche difumina mucho los contornos.

En general, la experiencia a la hora de usar la cámara no es buena. Puede llegar a costar sacar una buena foto, y ni el hardware ni el software despiertan la suficiente confianza como para ir un paso más allá de alguna toma esporádica. Personalmente, los días que lo he estado probando (unas dos semanas) me he descubierto dependiendo de los demás para esta tarea.

Infocus 10
Infocus 9
Infocus 8
Infocus 7
Infocus 6
Infocus 5
Infocus 4
Infocus 3
Infocus 2
Infocus 1
Infocus 10 Infocus 9 Infocus 8 Infocus 7 Infocus 6 Infocus 5 Infocus 4 Infocus 3 Infocus 2 Infocus 1

Batería

No voy a decir que -contextualizando con el precio- es un apartado malo, pero sin duda es de lo que menos destaca. Y es que en estos momentos me gustaría que las firmas sacrificaran resolución por autonomía.

Los 2450 mAh de este Infocus me ha dado, en un día de uso, entre 3 y 4 horas de pantalla, y en su defensa tengo que decir que muchos días se acercaba más a esta última cifra que a la primera. Mucho YouTube, navegación, Whatsapp y correo son algunos de los protagonistas de mi día a día, siempre con el GPS activado y el brillo en torno al 30 – 35%.

La duración de la batería no me ha decepcionado. No es una maravilla, pero es lo que se podría esperar en este rango de precio. Y todavía recuerdo el Xiaomi Mi Note, que me daba unas 4 horas de pantalla habiéndome costado mucho más; eso sí es una decepción, y no esto.

De todas formas, lo que sí considero un punto bastante negativo es el tiempo de carga. Acostumbrado al Nexus 6 y al Meizu Pro 5, ambos con carga rápida, llevar este smartphone de 0 a 100% se me eterniza.

Bateria_2

Bateria_1

Conectividad

Cuenta con el pack clásico de dispositivos chinos baratos: Wi-Fi 802.11 b/g/n, bluetooth 4.1, GPS, A-GPS y radio FM. Es dual SIM y tiene slot para tarjetas microSD.

Por otro lado, los aspectos ausentes también están bastante en la línea de otros terminales. La carga inalámbrica, el NFC y la banda de los 800 MHz para el 4G pueden marcar la diferencia en el caso de los más exigentes, aunque no creo que sea importante teniendo en cuenta el público objetivo de este M560.

Almacenamiento

La memoria interna, ampliable por medio de microSD, es de 16 GB. Cabe destacar que toda esta capacidad se destina a aplicaciones, fotos y demás contenido, no hay particiones ni nada fuera de lo común -y bastante común en estos móviles hace un tiempo-.

Libres para el usuario quedan unos 10.5 GB, cifra que me parece algo escaso. Más aún si se tiene en cuenta que no hay una cantidad insana de bloatware, por lo que me parece que la firma podría haber mejorado esta cantidad, dejando al menos 1 GB más disponible.

Precio y conclusión

A la hora de probar y analizar un dispositivo, hay dos varas de medir, y las dos muy importantes: la de la calidad, y la de la relación calidad-precio. Si habéis llegado hasta aquí os habréis dado cuenta de que en muchos apartados, contextualizaba una determinada característica con el precio, y no es para menos; la relación calidad-precio es excelente. Pero independientemente de esta cifra, este terminal destaca por su calidad.

Está claro que en líneas generales no se puede comparar con un Galaxy S7, un HTC 10 o incluso un OnePlus 3, pero el M560 cumple bastante bien -tal vez con la salvedad de la cámara- en todos los aspectos. Se puede considerar un buen móvil.

Partiendo de esta premisa, sólo hay que añadir el factor del precio a la materia prima para determinar hasta qué punto merece o no la pena. Y es que estamos hablando de un móvil que cuesta 104$, unos 93€. Evidentemente, no va a estar primero en los ranking de mejor autonomía, mejor pantalla o mejor sonido, pero sí que tendría reservado uno de los primeros puestos si valoramos el precio.

Las sensaciones que me quedan después de 2 semanas con este móvil son muy buenas, y eso no es fácil habiendo tenido anteriormente un Meizu Pro 5. No creo que sean terminales que se puedan comparar, pero aún así, que mi Infocus no haya salido volando por la ventana tiene mérito.

Creo que los puntos más negativos que tiene, que bajo mi punto de vista serían la cámara y la autonomía, están en la línea de otras alternativas de 90€; sin embargo, en el resto se sitúa un escalón por encima, con materiales de primera y una pantalla de calidad considerable.

Este es un móvil pensado para aquellas personas que no le exijan mucho al teléfono; eso sí, teniendo en cuenta que si los requisitos del usuario y sus expectativas son bajas, es más que probable que disfrute mucho sin necesidad de gastar una pasta. Y es que hipotecarse para comprar lo mejor que el mercado nos puede ofrecer no siempre -casi nunca- merece la pena.

Link de compra: Everbuying

 

Marco

Marco

Ingeniero de Telecomunicaciones, estudiante y usuario de Android desde el HTC Magic. Muy crítico con todo lo que pruebo, ¡hay quien me llama hater!
Marco

Infocus M560

6.5
Diseño:
7
Pantalla:
6.5
Sonido:
5.5
Software:
5
Hardware y rendimiento:
7.5
Cámara:
4
Batería:
5.5
Conectividad:
7
Almacenamiento:
7
Precio:
10
¡Comparte!
Advertisment ad adsense adlogger