Reviews Smartphones 1

Análisis | Blusens Smart Elegance 2, una alternativa española por menos de 150€

En Just Unboxing -y me atrevo a decir que es una opinión generalizada- nos gustan los topes de gama, los flagships que las compañías renuevan cada año. Disfrutamos de su cámara, de su potencia o de su diseño, pero no tanto de su precio. Y es que si atarse a un contrato de permanencia para conseguir un S7 resulta poco apetecible, pagar casi 700€ no parece una alternativa mucho mejor. Por eso os traemos análisis de terminales baratos, en este caso el Smart Elegance 2 de la compañía española Blusens. ¡No te lo pierdas!

Contenido de la caja

Normalmente, en este apartado me centro en la experiencia a la hora de sacar el móvil de la caja y en la calidad del conjunto, ya que el contenido no nos suele pillar por sorpresa; sin embargo, este caso es bastante distinto.

Además del pack típico que descubrimos en la inmensa mayoría de móviles -el terminal, cargador y adaptador de pared-, Blusens incluye dos protectores de pantalla (uno puesto), una funda tipo libro de buena calidad y unos auriculares.

Caja

Independientemente de que se utilicen estos accesorios o no, me parece un gesto muy bueno por parte de la compañía. Es mucha la gente que utiliza fundas, y este añadido hará que no tengan que preocuparse al respecto. Sin olvidar que los auriculares llevan un tiempo escaseando, lo que hace que me pregunte qué les costaría a las empresas tener esta clase de detalles en móviles de alta gama. No sólo podrían ser útiles para el usuario, sino que consigues ganarte su simpatía desde el primer momento, que no es poco. Un 10 por parte de Blusens.

Funda

Diseño

Pocos apartados hay más subjetivos que este, y muchos los terminales donde escoger. En este Elegance 2 contamos con una distribución conservadora, con una tapa trasera de plástico y batería extraible. Pero antes de continuar, merece la pena comentar el material utilizado.

El plástico es de textura suave y acabado mate, y tengo que decir que es una de las texturas más agradables que me he encontrado en un smartphone. Personalmente, soy bastante sibarita con los materiales de construcción, y valoro mucho el uso del metal; sin embargo, me he encontrado disfrutando con este terminal en la mano, ya que la suavidad de la tapa trasera hace que sea una delicia sujetarlo.

Entrando a detallaros la posición de los distintos elementos, en la parte superior contamos con el jack de 3.5mm y el conector micro USB. Por su parte, los botones de encendido y volumen se encuentran en el lateral derecho, estando el micrófono en la parte inferior.

Superior

Lateral

Si el altavoz no está abajo, y tampoco está en el frontal, sólo puede estar situado en la parte trasera. La cámara, el flash, el micrófono de cancelación de ruido y el logotipo de la marca son sus acompañantes.

Trasera

El frontal cuenta con unos marcos bastante generosos, algo mayores de lo que estamos acostumbrados a día de hoy, y este Blusens tiene una particularidad bastante llamativa: botones hápticos de color azul, que con buena luz le dan una estética muy de Tron. Cabe destacar que no están iluminados, y que su separación es un pelín superior a la mayoría de rivales, a la vez que un poco excesiva. Sobre todo a oscuras, a veces puede costaros acertar a la primera al no estar acostumbrados a buscar los botones tan en los extremos.

Frontal

Pero lo que es, bajo mi punto de vista, el peor fallo del diseño y del hardware, es la ausencia de LED de notificaciones. Me parece una carencia importantísima en Android, y además un descuido bastante extraño. Casi la totalidad de terminales con este sistema operativo cuentan con esta funcionalidad, que es simple pero útil, y no incluirla a pesar de ser un móvil barato le resta mucho valor a la experiencia de usuario.

Para cerrar este apartado, las dimensiones son de 147 x 72 x 9.7 mm. No es ni especialmente pequeño ni especialmente fino, pero tampoco se hace incómodo en el día a día. El peso, curiosamente, no es proporcionado por la marca, pero estimo que está entre 140 y 150 g.

Pantalla

El display del Blusens Smart Elengace 2 es de 5″ de diagonal, con teconlogía IPS y resolución HD (1280×720). Nos salimos aquí de las pautas que dicta el mercado actual, con más pulgadas y sobre todo, más número de líneas. La densidad resultante es de 293 ppp.

La calidad de panel es similar a otros móviles de entre 100 y 200€, con colores no demasiado saturados y un brillo correcto. Con respecto a este último parámetro, es lo suficientemente alto como para tener ver el contenido en exteriores, aunque sin demasiados alardes. Eso sí, no es el mayor impedimento de cara a disfrutar del smartphone a plena luz del sol.

Este dudoso honor lo tiene la increíble atracción de huellas del cristal. Quité el protector de pantalla que venía de fábrica precisamente por lo mismo, al encontrarme habitualmente la pantalla completamente sucia de huellas y la grasa de los dedos; sin embargo, me ha asombrado el mismo inconveniente después de hacerlo, como podéis ver en la foto.

Suciedad_pantalla

En interiores no deja de ser una cuestión estética, y dependerá de vuestra obsesión por la limpieza si estáis o no pasando la camiseta cada dos por tres. Pero en exteriores, depende como incida la luz, esta suciedad puede empañar bastante la visibilidad, haciendo que busquéis una mejor postura para jugar a Pokemon Go. No es nada dramático, pero es una pena que teniendo una calidad de colores y brillo aceptables, sea esto lo que empeore la experiencia.

Sonido

Al igual que la pantalla, el sonido podría catalogarse como correcto. El mayor lastre, para mí, es la ubicación del altavoz, ya que por todos es sabido que se obtura al posarlo sobre una superficie.

No obstante, el volumen no está mal y el sonido, aún al máximo, es bastante claro. Cumplirá con las expectativas de los posibles usuarios de este terminal. Eso sí, el auricular para llamadas no destaca por su potencia, y podéis tener problemas si intentáis hablar con alguien en un ambiente ruidoso.

Auriculares

Lo que hay que destacar en este apartado es la inclusión de unos auriculares que, por cierto, no están nada mal. El sonido al máximo no es atronador, pero lo suple con una buena sensación de inmersión.

Software

Entramos en lo que considero la sección más importante en la mayoría de análisis, y más en móviles baratos en los que el software puede marcar la diferencia entre una buena o una nefasta experiencia. Y las sensaciones son encontradas.

Lo primero que llama la atención es Android 5.1, con el Google Now Launcher como recién descargado del Play Store. No sólo eso, sino que las aplicaciones son las que nos podríamos encontrar en un Nexus. Los añadidos por parte de la empresa, por tanto, son mínimos, y ojalá hubieran sido inexistentes. Una de las pocas personalizaciones de la marca consiste en iconos distintos para la galería, la app de música y la radio FM, que no sólo son feos sino que parecen recién sacados de Froyo.

Iconos_cutres

Blusens ha añadido, además, las aplicaciones Blu:Games, Blu:Store y Blu:Suggest, que por suerte se pueden desinstalar completamente. Aunque estén instaladas como el resto, su interfaz está elaborada con lenguajes web y ni el rendimiento ni la experiencia son buenos. No entiendo que estén incluidas de fábrica, ya que bajo mi punto de vista, lo mejor que se puede hacer con ellas es borrarlas.

Blusens_Stores

Una vez comentado lo anterior, quiero centrarme en la experiencia que nos aporta el software de este Blusens. Es curioso encontrar que las animaciones están aceleradas por defecto, tardando la mitad de tiempo en llevarse a cabo.

Velocidad_animaciones

El motivo, a mi entender, es el lag del que adolece el sistema, más llamativo si se modifica el valor para que estas transiciones duren lo habitual en otros móviles. Con esto no quiero decir que las aplicaciones tarden mucho en abrir o que se queden colgadas, ya que el móvil se mueve bastante bien. Simplemente, las animaciones para abrirlas, cerrarlas, abrir el menú de aplicaciones o la multirarea van a tirones, como si se redujera el número de frames por segundo. ¿Es esto importante? A mí no me apasiona, pero entiendo que el público al que está enfocado este terminal ni siquiera se dará cuenta de la diferencia con una experiencia más fluida.

Otro par de detalles que no me han gustado son, por un lado, el no poder mostrar el porcentaje de batería en la barra de notificaciones; y por otro, que para abrir la multitarea hay que mantener pulsado el botón home, como en versiones antiguas de Android. Se echan en falta, además, funcionalidades que incorporan muchos terminales chinos -y otros no chinos-, como el doble toque para desbloquear la pantalla.

Para acabar esta sección, quiero comentar un suceso muy problemático que me he encontrado estos últimos días, y que me ha parecido de mucha importancia: la alarma dejó de sonar. Cumplió su función perfectamente alrededor de una semana, pero de un día para otro se silenció, aún cuando estaba perfectamente habilitada en los ajustes. Volvió a funcionar correctamente al subir el volumen de las notificaciones, manteniendo el comportamiento correcto al ponerlo en vibración inmediatamente después -como suelo tener siempre el móvil-.

En mi caso particular, no me ha afectado demasiado, pero me parece un fallo gravísimo para las personas que dependen del terminal como despertador. Entiendo que no sea algo habitual sino un caso puntual, pero es algo demasiado relevante como para no comentarlo.

Hardware y rendimiento

El encargado de mover el contenido de este Elegance 2 es un MT6735 de MediaTek, un procesador quad-core a 1 GHz. Acompañándolo, una gráfica Mali 720 y 2 GB de RAM.

Dejando a parte la falta de fluidez que os comente en el apartado anterior, y aún no estando este terminal pensado para juegos pesados, títulos como Asphalt 8 no funcionan mal; con ese y otros como Sky Force Reloaded no es ningún alarde, pero son perfectamente jugables. Otro cantar son juegos más casuales que no consuman tantos recursos, donde no me he encontrado ningún inconveniente. No obstante, quiero recalcar lo que siempre destaco en los análisis, y es que me da exactamente igual que el Asphalt 8 no funcione de maravilla. Es un uso puntual que un porcentaje mínimo de usuarios llegará a experimentar, ya que la inmensa mayoría -más aún aquellos posibles compradores de este móvil- ni siquiera saben cuál es ese juego.

Lo verdaderamente importante es que en el día a día funciona bastante bien. La experiencia no es la de un Nexus, pero las aplicaciones abren rápido y, sobre todo con las animaciones aceleradas, el sistema destaca por una agilidad muy buena. Creo que es lo que valorarán los usuarios de este Blusens, más que la potencia bruta o una fluidez exquisita.

Benchmarks

Hoja de características

Hoja_Características

Cámara

Llegamos a uno de los puntos más flojos del terminal, y es que la cámara que monta este dispositivo es poco más que anecdótica.

El sensor trasero es de 13 Mpx y cuenta con un flash LED, mientras que el delantero alcanza los 5 Mpx. La aplicación, por su parte, es la típica que nos encontramos en terminales baratos, que no destaca por proporcionarnos una gran experiencia de uso. Si a esto le sumamos que la calidad de los sensores no es gran cosa, nos encontramos con que el resultado general es muy malo.

Normalmente, este tipo de cámaras mantiene el tipo en condiciones de buena luz, y cae en picado cuando esta escasea; sin embargo, si bien esta última parte es cierta, la primera no se cumple tan bien como me gustaría. Incluso a plena luz del sol, un ligero movimiento de las manos causa que las fotos salgan movidas, pero aunque la toma sea perfecta, el resultado final siempre se muestra ligeramente difuminado.

BlusensElegance2_1

De noche o con poca luz los resultados son escandalosos, y es que no sólo el detalle y la definición son malos, sino que llega a meter una cantidad de ruido espectacular. Por contra, tanto en el enfoque cercano como en el desempeño de la cámara delantera el móvil ha funcionado bastante bien.

BlusensElegance2_3

Con respecto a modos un poco más profesionales, cabe destacar que el HDR puede salvar alguna que otra toma. No obstante, no creo que sea algo que los usuarios de este terminal vayan a usar -dudo incluso que sepan lo que es-.

BlusensElegance2_6

BlusensElegance2_7

El vídeo sigue la misma tónica, y es destacable la escasa resolución a la que podemos grabar: 720p para la cámara trasera, y 480p para la delantera. Sin duda, no son parámetros que motiven de cara a grabar vlogs o vídeos veraniegos.

BlusensElegance2 11
BlusensElegance2 10
BlusensElegance2 9
BlusensElegance2 8
BlusensElegance2 7
BlusensElegance2 6
BlusensElegance2 5
BlusensElegance2 4
BlusensElegance2 3
BlusensElegance2 2
BlusensElegance2 1
BlusensElegance2 11 BlusensElegance2 10 BlusensElegance2 9 BlusensElegance2 8 BlusensElegance2 7 BlusensElegance2 6 BlusensElegance2 5 BlusensElegance2 4 BlusensElegance2 3 BlusensElegance2 2 BlusensElegance2 1

Como conclusión, el apartado fotográfico es lo peor del Elegance 2 con bastante diferencia. Os podría servir para un uso muy básico, enviar alguna foto por Whatsapp y poco más, pero no esperéis resultados especialmente buenos ni en condiciones óptimas.

Batería

Este Blusens cuenta con una batería de 2150 mAh, que junto al tamaño de pantalla y su resolución, nos proporcionará unas 3 horas de pantalla encendida en un día; sólo un día he llegado a casi 3 horas y media.

En mi uso, llevo siempre el GPS activado, el brillo a la mitad y suelo usar mucho YouTube, Chrome y News Republic. Con este perfil, las 3 horas de pantalla encendida las he hecho en unas 12 horas de uso; eso sí, estando el brillo al máximo para ver bien en exteriores, contad con una cifra más cercana a las 2 horas y media.

Bateria_1

Bateria_2

La autonomía de este terminal, como veis, no es nada del otro mundo; sin embargo, teniendo en cuenta la clase de terminal que es, no lo considero demasiado importante. El motivo es que entra dentro de márgenes aceptables -para este precio-, y en la inmensa mayoría de casos, da igual si se llega al final del día con un 10, un 20 o un 30%, ya que se va a enchufar a la corriente por la noche. No obstante, tened en cuenta que en una jornada larga o ante algún imprevisto, es bastante probable que tengáis que hacer uso de una power bank.

El tiempo de carga, estando acostumbrado a móviles como el Nexus 6 o el Meizu Pro 5, se hace bastante larga -algo más de 2 horas-. Sin embargo, siguiendo las pautas habituales de cargar el móvil por la noche, esto no debería ser un inconveniente.

Conectividad

En lo que respecta a este apartado, nos encontramos con el pack clásico en esta gama de precio: Wi-Fi 802.11 b/g/n, bluetooth 4.0, GPS y además, banda de los 800 MHz para el 4G. También contamos con soporte para dos tarjetas SIM -una SIM y una micro SIM-, y slot para tarjetas micro SD.

Por supuesto, no cuenta con NFC, aunque incorpora para suplirlo la tecnología HotKnot. Esta última nos permite intercambiar datos entre dos terminales por contacto de sus pantallas táctiles, aunque a tasas mucho menores que las de la primera. No creo que la utilicéis nunca.

Un aspecto que quiero destacar en esta sección, y que me ha parecido flagrante, es el funcionamiento del receptor GPS. Navegar utilizando Google Maps es prácticamente imposible, ya que el terminal estará constantemente perdiendo la señal y recuperándola a los pocos segundos. Además, la precisión es realmente mala, y si hay dos carreteras próximas estará confundiéndose constantemente. De hecho, incluso el manejo de Pokemon Go se hace complicado, al tener el posicionamiento unos márgenes de error enormes. Desde luego, este no es un móvil del que depender en un lugar desconocido.

Almacenamiento

El almacenamiento disponible en este Blusens es de 16 GB, con algo más de 11.5 GB disponibles para el usuario. Cabe destacar que, aunque ya sea la tónica habitual en la inmensa mayoría de smartphones, toda la capacidad está disponible para la instalación de aplicaciones.

Cuenta además con ampliación por micro SD de hasta 32 GB, por lo que este apartado no supondrá ningún problema para el público de este dispositivo

Precio y conclusión

El precio en la página oficial es de 129€, una cifra razonable para el terminal que analizamos.

Pero la pregunta del millón es: ¿merece la pena la inversión? Bajo mi punto de vista, sólo en determinados casos, y me explico. Este terminal no es especialmente bueno en nada: no tiene un rendimiento espectacular, ni una pantalla de 10, ni una cámara buena, pero tampoco lo pretende. Acostumbrados a ver -en mi caso, también a usar-, dispositivos con prestaciones punteras, puede parecer que este Elegance 2 se queda demasiado atrás en muchos aspectos, y en cierto modo es verdad.

No obstante, no hay que olvidar que la inmensa mayoría de los usuarios se preocupan más bien poco de la mayoría de características de un smartphone: no pretenden que la batería les de 6 horas de pantalla, sino que llegue más o menos al final del día; no les importa que haya lag -o ni se enteran- porque lo que les interesa es que las aplicaciones abran razonablemente rápido; no les importa que sea de plástico, porque no valoran un diseño metálico; les da igual que las fotos sean muy malas… No, espera, eso sí les importa.

Entonces esta es la situación: el Blusens es correcto en algunos apartados, y muy malo en otros. La clave reside en que muchos usuarios no valorarían que fuese un poco mejor en los primeros, porque apenas iban a notar la diferencia. Por eso creo que este terminal puede tener su público, aunque sin duda hay aspectos que deberían ser mejores, sin discusión.

La cámara es realmente mala, peor que otras alternativas de este rango. Que las fotos sean mediocres con poca luz puedo entenderlo, pero que cueste sacar una buena toma a plena luz del sol veraniego es preocupante, y es un motivo realmente válido que puede echar para atrás a muchos compradores. El receptor GPS, aunque sea algo menos llamativo, es el peor que he visto en muchísimo tiempo; mi Nokia 5800 posicionaba infinitamente mejor. No es que tenga un margen de error de un par de metros más que otros móviles, es que es prácticamente inutilizable. Sin olvidar la omisión del LED de notificaciones, algo realmente útil que mejora mucho la experiencia en el día a día.

Por lo tanto, creo que este dispositivo es para aquellas personas que exijan lo mínimo, y no quieran o se atrevan a comprar en China. Las alternativas del país del sol naciente están en un escalón muy superior, pero el hecho de contar con garantía española es un factor que las personas un poco más conservadores en temas tecnológicos pueden valorar.

Marco

Marco

Ingeniero de Telecomunicaciones, estudiante y usuario de Android desde el HTC Magic. Muy crítico con todo lo que pruebo, ¡hay quien me llama hater!
Marco

Blusens Smart Elegance 2

5.6
Diseño:
5.5
Pantalla:
5.5
Sonido:
5.5
Software:
7
Hardware y rendimiento:
6.5
Cámara:
2
Batería:
5
Conectividad:
4
Almacenamiento:
7
Precio:
8
¡Comparte!
  • miguel

    Tengo este terminal desde hace mas o menos 6 meses, Partiendo de la base de que no esperaba maravillas de el , si resaltar los problemas derivados de la compra de este y tener que depender de el servicio postventa, aviso para posibles compradores. No tienen tiendas postventa fisicas en las ciudades , centralizan las reparaciones en Santiago a donde hay que enviar el terminal con problemas, en mi caso camara trasera no hace autoenfoque, y en un plazo de diez dias laborables se entiende que solucionan el problema.
    Pienso que hoy en dia desprenderse de un movil 10 dias sin saber si vas a perder la informacion contenida en el o a saber si alguna clave o contraseña puede ser hackeada sin consentimiento , no es la solucion mas tranquilizadora.
    Yo particularmente No envié el telefono a revisar por ese motivo, prefiero la tranquilidad y sacrificar el problema de camara.

Advertisment ad adsense adlogger